Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡Amenaza latente! ¿Por qué tantos huracanes en el Caribe?

Cada vez son más frecuentes y fuertes. Las islas caribeñas están en constante riesgo

Irma, José, María, Lee, el Caribe ha estado duramente acechado en esta temporada de huracanes, tal parece que es un peligro constante que llama a la desgracia. Irma azotó con gran furia, devastó Antigua y Barbuda, esta última se creía incluso había desaparecido. 

 

En 2016, el Caribe sufrió los horrores de la furia del huracán 'Matthew', considerado el peor de casi una década, hasta que llegó Irma. En su paso por las islas caribeñas, "Matthew", terminó con la vida de 26 personas tan solo en República Dominicana, Haití y Cuba.

 

¿Pero por qué son tantos y cada vez más fuertes?

Estos fenómenos son muy comunes en el Caribe, zona que padece este constante mal desde el 1 de junio y hasta el 30 de noviembre, y cada vez más frecuente.

Para el 2016 se esperaban 12 tormentas, la más recordada definitivamente fue 'Matthew'.

Debido a la frecuencia de estos fenómenos meteorológicos fue creado el Centro Nacional de Huracanes (CNH). Su objetivo es pronosticar y prevenir con exactitud el temporal para disminuir los posibles daños en los países caribeños.

El CNH ha dado a conocer que Haití, República Dominicana, la costa este de Estados Unidos y el golfo de México son los lugares más propensos a sufrir daños por la formación de estos fenómenos.

Según Notimerica, el Caribe busca fortalecer cada vez más su infraestructura y prevención. Sin embargo, el aumento de la fortaleza de los fenómenos, como en el caso de Irma, ha evidenciado que nunca se está lo suficientemente preparado.

El Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global (IAI) realizó un estudio donde concluyó que la frecuencia y potencia de los huracanes se ven influenciados por algo más, "temperaturas más altas de la superficie del Atlántico dan lugar a una mayor cantidad de huracanes".

El Caribe es una zona de peligro constante dado que su sistema climático está caracterizado por una "variabilidad de gran escala" vinculada a fenómenos como 'El Niño', que favorece la formación de tormentas.

El clima del Caribe es una máquina de huracanes

A medida que este aire más cálido y más húmedo se eleva, queda menos aire cerca de la superficie de la Tierra. Esencialmente, a medida que este aire caliente sube, esto causa un área de menor presión de aire abajo.

Esto inicia el "motor" de la tormenta. Para llenar el área de baja presión, el aire de las áreas circundantes con una mayor presión de aire empuja. Este aire "nuevo" cerca de la superficie de la Tierra también se calienta por el cálido agua del océano por lo que también se hace más cálido y más húmedo y luego se levanta.

FOTO: NASA

A medida que el aire caliente sigue aumentando, el aire circundante se arremolina en su lugar. Todo el sistema de nubes y el viento gira y crece, alimentado por el calor del océano y el agua que se evapora de la superficie. A medida que el sistema de tormentas gira más rápido y más rápido, un ojo se forma en el centro. Es muy tranquilo y claro en el ojo, con muy baja presión de aire.

FOTO: NASA

Los contrastes de agua caliente y aire frío, ideales para la formación de estos fenómenos, se dan en los climas tropicales; especialmente en el Caribe. 

Los ciclones tropicales generalmente se debilitan cuando golpean la tierra, porque ya no son "alimentados" por la energía de las cálidas aguas del océano. Sin embargo, cuando se mueven hacia el interior, pueden caer muchos centímetros de lluvia causando inundaciones, así como daños por viento antes de morir por completo.