Mundo

Anciana de California apodada "Lady Ninja" golpea a un ladrón con jujitsu

Lorenza Marrujo, de 67 años derribó al ladrón con un ataque de jujitsu en California

Por  Andres Rodriguez

Anciana de California apodada

Anciana de California apodada "Lady Ninja" golpea a un ladrón con jujitsu | Lorenza Marrujo, de 67 años derribó al ladrón con un ataque de jujitsu en California

California.-Una mujer de California que dice que entrenó en jiu-jitsu durante décadas mientras escuchaba "Eye of the Tiger", derribó a un ladrón y protegió a sus vecinos ancianos en un complejo de apartamentos para personas mayores en Fontana a principios de esta semana, según varios informes.

Lorenza Marrujo, de 67 años, dice que prefiere el nombre "Lady Ninja" debido a su experiencia en artes marciales a lo largo de los años.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Marrujo supuestamente dejó al sospechoso, identificado por las autoridades como Donald Robert Prestwood, de 59 años, gritando de dolor después de que defendió a una amiga y vecina en silla de ruedas, Elizabeth McCray, de 81 años, el lunes.

Marrujo originalmente ahuyentó al sospechoso de su propio apartamento después de agarrar un bate y decirle que "retrocediera", según un informe conjunto de las estaciones de televisión de Los Ángeles KCAL-TV y KCBS-TV.

La anciana tenía una cinta negra en artes marciales y supo defenderse del ladrón. Pixabay

Según los informes, el sospechoso se fue antes de que Marrujo escuchara gritos provenientes de la residencia de McCray. “Me agarró y me sacudió, y caí al suelo”, dijo McCray antes de que Marrujo llegara para ayudarla.

Me apreté entre ella y él. Dejé a mamá [McCray] a un lado y salté sobre él. Lo estaba golpeando y todo, y tenía el bastón contra su garganta, agregó Marrujo.

Con un peso de solo 100 libras, Marrujo dijo que no quería matar al sospechoso, que figura en los registros de la cárcel como 5 pies 10 y 170 libras, por lo que cambió de posición y lo mantuvo presionado.

“Se levantó e intentó torcer mi mano. Al mismo tiempo, retorcí el suyo y le di la vuelta muy rápido. Decía: "Me estás lastimando". Y yo dije: "No me importa. No me importa lo que te pase. No tenías derecho a lastimar a una persona mayor ”, dijo Marrujo a un periodista.

“Tuve que doblar sus dedos hacia atrás… para sacarlo de ella. Gritaba porque esa es una de mis técnicas, los dedos doblados. Luego hice 'boom' con mi codo dos veces en su esternón”, continuó, según The San Bernardino Sun.

La policía llegó al lugar y detuvo al sospechoso. Marrujo dijo que vivía en el complejo y que a veces hacía trabajos de mantenimiento para los residentes.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo