Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Anciana ve a su hijo fallecer y espera la muerte a su lado

Agustín era el encargado de cuidar a su madre, la cual tenía 96 años. El hombre paseaba con ella, la llevaba al médico, la aseaba, en fin, procuraba que ésta saliera adelante.

Anciana ve a su hijo fallecer y espera la muerte a su lado. Foto temática (commons.wikimedia.org).

Barcelona, España.- Agustín C. era el encargado de cuidar a su madre, la cual tenía 96 años. El hombre paseaba con ella, la llevaba al médico, la aseaba, en fin, procuraba que la anciana pudiera seguir adelante. Sin embargo, el pasado lunes ambos fueron encontrados sin vida en el comedor de su piso en Badia del Vallès, Barcelona.

Según lo determinado por las autopsias, tanto Agustín, de 67 años, como su madre, Aurelia, fallecieron por causas naturales. La diferencia estriba en que, en tanto que el hombre murió hace más de una semana por insuficiencia respiratoria, la anciana pereció entre dos y tres días antes de ser encontrada, probablemente por inanición. 

La policía encontró los cuerpos de Agustín y Aurelia en el comedor de su piso. Foto temática (commons.wikimedia.org).

Como parte de los servicios sociales municipales, el Ayuntamiento asignó a una persona para que les ayudara cada 15 días en el quehacer doméstico. La última ocasión que ésta acudió al piso donde residían madre e hijo fue el pasado lunes 6 de noviembre, pero nadie abrió la puerta.

Para tales casos existe un protocolo que indica que deben informar a las autoridades correspondientes; no obstante, "el Ayuntamiento no recibió ninguna notificación informando de que nadie les había abierto la puerta".

Por tanto, el Consejo Comarcal del Vallès Occidental ha abierto un expediente a Clece, la empresa responsable de la asistencia, el cual, por ahora, es meramente para saber qué ocurrió. Por su parte, la trabajadora aseguró haber dado aviso, mas no se sabe a quién. 

Al principio creyeron que se trataba de un caso de homicidio, pero, tras inspeccionar el lugar, lo descartaron. Foto temática (commons.wikimedia.org).

Agustín y Aurelia tenían muchos años viviendo en el barrio humilde de Badia del Vallès, en el cual todos se conocen entre sí. De acuerdo con algunas de las personas que viven en el mismo edificio que las víctimas, hace una semana comenzaron a percibir un olor extraño, pero fue apenas ayer cuando Montse -la vecina de enseguida, decidió llamar a la policía.

Al llegar al lugar, los Mossos tuvieron que entrar al piso por una terraza en la parte trasera y, en el área del comedor, encontraron los dos cadáveres. En un primer momento pensaron que se trataba de un caso de homicidios, pero, luego de inspeccionar el lugar, se percataron de que no había ninguna puerta forzada ni habían saqueado nada. Los cuerpos tampoco presentaban señales de violencia.

Con información de El País.