publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ángelito fue víctima de los furiosos golpes de sus padres

El pequeño de solo dos años no resistió los maltratos que recibió por parte de su madre y padrastro

Foto Facebook

Medellín, Colombia.- En un hecho lamentable, un pequeño niño murió la noche del viernes a causa de la tremenda golpiza que le propino quienes se supone que están para protegerlo y cuidarlo.

Este triste hecho se registró en el barrio Cristo Rey, que se encuentra al suroccidente de Medellín, Colombia.

Según información publicada en el portal informativo Noticias Caracol, Miguel Ángel “N” de tan solo dos años, fue una víctima más de violencia intrafamiliar, algo que vecinos sospechaban que ocurría pero nunca denunciaron.

La mañana del pasado viernes el niño ingresó de emergencia a la Clínica Las Américas, en donde los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida, ya que las terribles heridas que sufrió presuntamente por parte de su madre y padrastro terminaron siendo fatales.

Según la madre de Miguel Ángel, el pequeño ingresó a la clínica por una fuerte gripa, algo que la misma hermana de la mujer desmintió.

“Tenía la cabeza llena de chuzones, tenía un golpe en la parte de atrás de la cabeza horrible, tenía un hueco en la clavícula y en el cuello. El bebé hace mucho tiempo era maltratado”, comentó, Sara “N”, pariente del menor.

La tía también comentó que sospechaban de lo que ocurría pero que siempre que intentaban averiguar qué es lo que le pasaba al pequeño Miguel Ángel siempre eran amenazados.

“Intentamos ver qué estaba pasando pero siempre que nos intentábamos acercar recibíamos una amenaza, siendo de mi hermana o siendo del tipo”, dijo una tía del pequeño.

El portal noticioso asegura que tras enterarse de la lamentable muerte del pequeño, los habitantes de barrio Cristo Rey realizaron airadas protestas en contra de la madre, padrastro y otra mujer, quienes tuvieron que resguardarse en el tercer piso de una casa, a la espera de los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), quienes evitaron que alrededor de 200 personas lograran su cometido de hacer justicia por su propia mano.

Las personas enfurecidas esperaron a que los presuntos responsables de la muerte del niño de dos años salieras de la vivienda y los atacaron lanzandoles piedras, por lo que policías de la localidad tuvieron que protegerlos trasladarlos a una camioneta blindada.

Juan Carlos Restrepo, Comandante Operativo de la Policía Metropolitana, declaró que “hay algunos brotes y huellas en el cadáver del menor que señalan que hubiese violencia doméstica frente al mismo; en este momento se están haciendo todas las entrevistas”.

Ante lo anterior, la madre y el padrastro del menor tendrán que responder a la acusación de violencia intrafamiliar y homicidio agravado.

“Lo más triste de este caso es que mucha gente después de que sucedieron los hechos se acercaron a manifestar que había una violencia doméstica, que había violencia contra el menor, y estas personas nunca denunciaron a tiempo”, comentó el coronel Restrepo.

La directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Karen Abudinen, rechazó este hecho de violencia en el que falleció el menor de dos años de edad.

Con información de Noticias Caracol

Menor resulta herido por bala pérdida en una escuela