Mundo

Ante la crisis, miles de venezolanos huyen nuevamente caminando hacia Colombia

Cansados de la crisis en Venezuela, miles de personas tomaron sus bolsos para caminar cientos de kilómetros y ver hasta donde pueden llegar; Colombia, Ecuador, Perú u otro país de Latinoamérica que los reciba

Por  Marcela Gómez

Miles de venezolanos huyen nuevamente caminando hacia Colombia(AP)

Miles de venezolanos huyen nuevamente caminando hacia Colombia | AP

Caracas, Venezuela.- Durante las últimas semanas miles de venezolanos cansados de la crisis economica, social, y sanitaria, que empeoró por el nuevo coronavirus (COVID-19), han salido nuevamente de su país caminando hacia el vecino Colombia.

Las imágenes de venezolanos saliendo de su país para buscar una vida con más oportunidades no son nuevas. Sin embargo, esta vez no muestran a las personas en autobús o busetas del transporte público. Ahora solo se ve a los que caminan cientos de kilómetros con pequeños bolsos, algunos con los coloridos de la bandera de Venezuela, que fueron obsequiados por el Gobierno en las escuelas públicas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Entre las principales razones de su huida está que se cansaron de la cuarentena por la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus, a eso se suma la crisis económica, por lo que algunos no tienen trabajo y dinero para comprar comida, y si fuera poco, la escasez de combustible. Ya muchos decidieron caminar y ver hasta donde pueden llegar; Colombia, Ecuador, Perú u otro país de Latinoamérica que los reciba.

Cuando la pandemia obligó a los países a tomar medidas drásticas y ordenar el confinamiento de la población, una buena cantidad de venezolanos retornaron a su país, donde para cruzar la línea fronteriza tuvieron que pasar por varios obstáculos, y maltratos de parte de las autoridades. 

Algunos funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro los calificaron de bioterroristas, y otros los amenazaron con enviarlos a cárceles destinadas a presos de alta peligrosidad.

Más de 100.000 personas retornaron al país, y los centros de migrantes colapsaron.

Testimonios:

José Gregorio Zambrano, un militar retirado que acompañó al expresidente fallecido Hugo Chávez el 4 de febrero en la intentona golpista contra Carlos Andrés Pérez, observó y grabó algunos videos que muestran a cientos de migrantes cruzar la carretera de Caracas hacia el Táchira, el 27 de septiembre.

Zambrano narró al medio de noticias Infobae, "son centenares todos los días de diferentes sitios", dijo que algunos pretenden ir hasta Bogotá. "Todos esos videos fueron hechos entre Barinas y La Pedrera". 

Cabe señalar que Barinas es uno de los estados del llano venezolano, y cuya distancia desde la capital del estado Barinas hasta la última población entre los estados Barinas con Táchira, que es La Pedrera, hay cerca de 200 kilómetros.

"Causa tristeza, indignación e impotencia ver ese drama. No hay ningún organismo apoyando a esa gente. Algunas personas en la vía los dejan bañarse, dormir en un pórtico o debajo de árboles. Hay vecinos que se organizan y les dan algo de comer o agua con papelón. Esos viajeros la están pasando muy mal", dijo Zambrano, quien fue presidente de El Hipódromo y, como comunicador social, director de la emisora YVKE y periodista de VTV. 

Zambrano se apartó del Gobierno venezolano hace algunos años. 

El productor José Antonio Castillo, cuya familia vive al margen de la carretera, entre Guanare y Barinas, también relató a Infobae que “eso tiene ya varias semanas. Un día empezamos a ver pequeños grupos de personas que pasaban como en procesión. A veces va una mujer sola con niños o un hombre solo con algún niño, pero la mayoría son varias personas. También han pasado grupos grandes de amigos y familiares”.

"Vienen de todas partes. La hija mía, que tiene una finquita más abajo y saca productos a vender a orilla de la carretera, es la que más contacto ha tenido con alguna de esa gente, que a veces le pide agua e incluso comida. Todos huyen por miedo al hambre que están pasando en Venezuela".

"Es impresionante pensar que se vienen caminando desde Maracay o Valencia, desde San Felipe o Barquisimeto, porque eso es muy lejos. Todos van hacia la frontera para ir hacia Colombia o seguir a Ecuador y Perú".

Castillo dice que "pocos se quedan a dormir en el camino. Se les ve descansando, aprovechando algún techo, pero solo un rato, porque el sol pega duro por aquí. Algunos vecinos improvisan recipientes con agua para que puedan tomar y llenar las botellas de plástico que casi todos llevan consigo. El domingo en la misa comentábamos lo impresionante que es el desgaste de los niños, porque algunos son muy pequeños y los llevan caminando, sobre todo cuando van con mujeres solas".

En la actualidad, las fronteras de estos países están cerrados por la pandemia, lo que obliga a los venezolanos a tomar caminos ilegales, que están controlados por violentas bandas de narcotraficantes y organizaciones rebeldes como el Ejército de Liberación Nacional.

Según los informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) antes de la pandemia, más de 5 millones de venezolanos se ido de su país.

Migrantes venezolanos duermen sobre un colchón a una lado de una autopista en Pamplona, Colombia, el 7 de octubre de 2020. / Fotografía: AP.

Los funcionarios migratorios de Colombia esperan que 200 mil venezolanos ingresen al país en los próximos meses atraídos por la posibilidad de tener un salario mejor y poder enviar dinero a su país para alimentar a sus familias.

Los nuevos viajeros se topan con condiciones mucho más adversas que aquellos que se fueron antes de la COVID-19: los albergues siguen cerrados, los conductores son más reticentes a subir a sus vehículos a quienes esperan en la calle y los residentes que temen contagiarse son menos propensos a ayudar con donaciones de comida.

"Ya no nos están dando aventones como antes", dijo Anahir Montilla a la agencia AP, una cocinera del estado venezolano de Guarico que se acercaba a la capital colombiana, Bogotá, tras viajar con su familia durante 27 días.

Migrantes venezolanos tratan de parar un auto para viajar hacia Bogotá, en Tunja, Colombia, el 6 de octubre de 2020. / Fotografía: AP.

Eleazar Hernández, un migrante venezolano de 23 años que intenta llegar a la ciudad colombiana de Medellín con su esposa embarazada de 7 meses, relató que le tomó una semana caminar desde su ciudad natal de Los Teques a Colombia.

"No puedo permitir que mi hija nazca en un lugar donde podría tener que irse a la cama con hambre", dijo, mientras se registraba en un grupo humanitario que repartía mochilas con comida y gorros para el frío.

Antes del nuevo coronavirus, Douglas Cabeza había convertido un cobertizo junto a su casa en Pamplona, Colombia en un refugio que albergaba hasta 200 migrantes por noche. Ahora solo puede prestar colchones de gimnasio a quienes duermen al aire libre, con la esperanza de brindarles algo de protección contra el frío.

"Hay muchas necesidades que no se satisfacen", dijo Cabeza. 

Pero con pequeños gestos como este, estamos tratando de hacer algo por ellos".

Una vez que los venezolanos llegan a su destino, surge una nueva lista de preocupaciones:

La tasa de desempleo de Colombia aumentó del 12% en marzo a casi el 16% en agosto. Aquellos que no pueden pagar el alquiler están siendo desalojados de sus hogares. Para complicar aún más las cosas, más de la mitad de todos los venezolanos en Colombia no tienen estatus legal.

Aún así, para muchos, la perspectiva de ganar incluso menos que el salario mínimo es un impulso. El salario mínimo mensual de Colombia vale actualmente alrededor de 260 dólares, mientras que el de Venezuela es de 2 dólares.

"Soy venezolano y amo a mi país", dice Hernández. "Pero se ha vuelto imposible vivir allí".

Hernández trabajaba como vendedor ambulante en Venezuela, vendiendo pasteles horneados por su esposa. Pero el dinero para la comida se estaba volviendo cada vez más escaso, lo que llevó a la pareja a hacer el viaje de 1384 kilómetros (860 millas) hasta Medellín.

Con información de Infobae y AP


 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo