Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Argentina, a contrarreloj para evitar el impago

ARGENTINA

Buenos Aires, Argentina, (EL UNIVERSAL).- El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, y el representante del juez estadounidense Thomas Griesa, prolongaban este martes por la noche una reunión para tratar de evitar el ingreso de Argentina a una nueva cesación de pagos, posibilidad que tenía en vilo a los mercados locales.

El sólo anuncio de que las partes habían pasado la tarde a un cuarto intermedio disparó las acciones en la Bolsa de Buenos Aires, donde el Merval subió 6.53% y los bancos locales propusieron crear un fondo de 250 millones de dólares para garantizar el pago de los bonos, en un intento porque el magistrado que dio lugar a la demanda de dos fondos tenedores de deuda argentina, ordene una medida cautelar de última hora.

Hace poco más de un mes, Griesa falló a favor de los tenedores de fondos Elliot Management y Aurelius Capital Management, que reclaman el pago del 100% de los bonos argentinos no reestructurados que poseen. Argentina reestructuró parte de su deuda en 2005 y 2010, pero no todos aceptaron el plan; algunos fondos habían comprado bonos a precios de "ganga", los llamados "buitres", y no aceptaron la reestructura.

Mientras en Nueva York la negociación transcurría de manera febril y sin novedades, cuando quedaban sólo horas para que se cumpliera el plazo y Argentina ingresara en su segundo default en 12 años, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó la tribuna en la cumbre del Mercosur que se celebra en Caracas, Venezuela para agradecer a sus pares el apoyo que le dieron en la negociación con "los fondos buitres" como suele denominarlos y negó que Argentina vaya a entrar en default, porque "seguirá pagando religiosamente" todos sus vencimientos.

"Argentina reafirma una vez más su voluntad para dar pago al cien por cien de sus acreedores en forma justa, equitativa, legal y sustentable", dijo.

Este martes un grupo de tenedores de bonos argentinos que en 2005 se acogieron a la reestructuración le pidieron al juez Griesa que restablezca una medida cautelar para que ellos puedan cobrar uno de los pagos que el gobierno Argentino giró días atrás y de esa manera "evitar el cese pagos".

"Esa medida es la mejor manera para este tribunal para potenciar un acuerdo en este caso y evitar el cese de pagos", señalaron estos acreedores, que en total deberían percibir 1.5 mil millones de dólares en cuotas.

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, descartó que si Argentina incurriera en una cesación de pagos "tenga consecuencias financieras importantes" fuera de la nación sudamericana.