Selecciona tu región
Mundo

Argentina defiende su oferta de canje y espera que los acreedores la acepten

Los acreedores tienen tiempo hasta las 17:00 horas de Nueva York (21:00 GMT) de este viernes para prestar su conformidad

Por EFE

-

Buenos Aires.- El Gobierno de Argentina salió este viernes a defender su oferta de reestructuración de la deuda, cuando restan pocas horas para que venza el plazo para que los acreedores privados adhieran a la propuesta de canje de bonos de ley extranjera por 66.239 millones de dólares.

"El respaldo del mundo a la propuesta argentina es contundente. Una oferta responsable exige una solución responsable que siente precedente para el sistema financiero internacional. Las deudas no se pueden pagar con más hambre y pobreza", dijo el Ministerio de Economía a través de Twitter.

El mensaje de defensa de la oferta argentina fue respaldado por varios miembros del Gabinete de ministros del presidente Alberto Fernández bajo la consigna común de que una "deuda sostenible es un futuro sostenible".

"La deuda fue tomada de forma irresponsable, en poco tiempo y se convirtió en una carga que impide el desarrollo. No queremos que pagar suponga postergar a más argentinos y argentinas. Nuestra propuesta es sensata: primero tenemos que crecer", afirmó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que "Argentina está unida en su propuesta de pago de reestructuración de la deuda porque es una oferta responsable, sólida y alineada a su verdadera capacidad de pago".

De acuerdo a la oferta presentada el 22 de abril ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), los acreedores tienen tiempo hasta las 17:00 horas de Nueva York (21:00 GMT) de este viernes para prestar su conformidad.

Apenas fuera presentada la oferta hace tres semanas, tres grandes grupos de acreedores, liderados por poderosos grupos de inversión como Blackrock, Amundi, Ashmore, Fidelity y T Rowe Price, rechazaron de plano la propuesta de Argentina por considerarla "agresiva".

Del otro lado, el Gobierno de Fernández dijo estar "decepcionado" con ese rechazo y aseguró que el país, hundido en recesión desde hace dos años, no está en condiciones de pagar más a los tenedores de bonos.

Sin embargo, en las últimos días el Ejecutivo se mostró dispuesto a escuchar a los acreedores si éstos acercaban una alternativa razonable para el país y, de hecho, el ministro de Economía, Martín Guzmán, reveló el miércoles que se había presentado una contraoferta.

"Hoy, esperamos que los bonistas acepten la oferta realizada", dijo el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien calificó a la propuesta argentina como "racional y responsable".

Argentina pide a los acreedores un período de gracia de tres años, es decir, empezar a pagar recién en 2023, con un tasa inicial del 0,5 %, que se incrementaría paulatinamente hasta un interés promedio del 2,33 % y una tasa máxima de 4,875 %.

La propuesta implica reducir el capital en 3.600 millones de dólares, lo que equivale a una quita del 5,4 % sobre el stock adeudado, y los intereses en 37.900 millones de dólares, lo que equivale a una quita de intereses del 62 %. 

También te puede interesar:

Contagios masivos de COVID-19 en un geriátrico de Buenos Aires

Personal sanitario protesta en Argentina en reclamo de protección y salarios

Corte suspende fallo de excarcelación de presos en Buenos Aires por COVID-19

Síguenos en