Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Argentina: dudas sobre alcance de compra dólares

BUENOS AIRES

BUENOS AIRES .- Los argentinos recibieron las nuevas normas para la venta de dólares con una mezcla de dudas y disconformidad sobre la posibilidad real de acceder a la preciada moneda estadounidense mientras que la presidenta Cristina Fernández acusó a bancos y grupos económicos de maniobras especulativas contra su país.

"Hay poca información y el gobierno maniobra sobre la marcha; todo dependerá de cómo se abra el grifo para la venta de dólares, si realmente se va a autorizar o no, y eso se verá día a día", dijo el lunes a The Associated Press Augusto Marcos, director en Argentina de la filial de la casa de cambios Global Exchange, donde hubo menos operaciones que en otros días.

Después de cerca de dos años de prohibición, Argentina autorizó el lunes la venta de dólares con fines de ahorro para los particulares que cuenten con ingresos declarados y que ganen por lo menos 7.200 pesos (900 dólares) netos mensuales. Según la medida publicada en el Boletín Oficial, se puede destinar hasta 20% del salario a la compra de divisas. Por otro lado hay un tope de compra de hasta 2.000 dólares al mes.

El gobierno denunció en los últimos días que el mercado de cambios ha sido objeto de maniobras especulativas de grandes empresas que han hecho compras millonarias de divisas acelerando la depreciación del peso. La semana pasada se produjo la mayor devaluación de la moneda local (un 17% en dos días) desde la crisis de 2002, en parte propiciada por el Banco Central al limitar sus operaciones en el mercado cambiario.

Fernández afirmó el lunes desde Cuba, donde participa en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que los que especulan son los mismos que los responsables de la debacle de hace doce años.

"Hablamos mucho (con la presidente brasileña Dilma Rousseff). Tema principal presiones especulativas sobre los tipos de cambio de los países emergentes. (Te suena?)", dijo la mandataria en un tuit.

Fernández responsabilizó a los bancos, que "sólo a través de ellos se pueden hacer todas las maniobras especulativas de los mercados" y apuntó además a "la complicidad, claro, de grupos económicos, exportadores e importadores, entre otros".

Las restricciones a la compra de divisas potenciaron el mercado paralelo del dólar, donde el lunes la divisa cerró a unos 12,25 pesos, con un alza del 4,80% respecto al que se registró en el comienzo de la jornada, mientras que en el oficial lo hizo a 8, de forma similar a la de días pasados.

Roberto Maidana, encargado de un supermercado de origen chino en el centro de Buenos Aires, cuestionó el mínimo de ingresos mensuales que estableció el gobierno para poder adquirir dólares, la moneda en la que ahorran los argentinos y en la que se refugian cuando hay inflación e incertidumbre económica.

"El gobierno dice que quiere aflojar el cepo del dólar, pero no todos en Argentina llegan a esos 7.200 pesos", afirmó Maidana a la AP.

Además de mostrarse disconformes con la restringida flexibilización del cepo al dólar, los argentinos, acostumbrados a sufrir los vaivenes de la economía, también se quejaron de que el aumento de precios ha seguido afectando a sus bolsillos en los últimos días.

Sofía Basualdo, que salía de un supermercado de la capital argentina con el carro repleto de mercadería, dijo el lunes a la AP que hizo una compra gigantesca para protegerse de la inflación.

"El producto que hoy pago un peso a lo mejor la semana que viene lo pago dos pesos", dijo Basualdo, una profesora de geografía de 43 años. "En este país, cuando uno olfatea que se viene la inflación, lo mejor es comprar y guardar", agregó la mujer, mientras miraba su carro en el que sobresalían paquetes de azúcar, fideos, latas de tomates, aceites, dulces y carne.

Con una inflación que crece y ahora está en 28% anual, los ahorristas argentinos se han volcado al mercado en negro para atesorar divisas. El aumento del dólar en los mercados oficial y paralelo redundó a su vez en el alza de los precios en el mercado local.

Los sindicatos han advertido que no están dispuestos a aceptar una actualización de los salarios este año por debajo del 30%.

Para adquirir los dólares, euros o cualquier otra divisa, los particulares tendrán que pedir previamente una autorización a la Administración Federal de Ingresos Públicos, que supeditará la autorización de la compra que se podrá concretar en las entidades bancarias a los ingresos mensuales que el solicitante pueda demostrar.

Los ciudadanos podrán comprar divisas siempre que lo hagan con dinero que esté en el circuito bancario, por ejemplo en una cuenta sueldo.

Según Matías Carugati, de la consultora Management & Fit, los trabajadores informales en Argentina "representan 35% de los asalariados, más de 3 millones de personas, y el ingreso promedio de una persona ocupada es inferior a 5.000 pesos (625 dólares) por mes". El economista recalcó que tal como se preveía "esto no es una apertura total del cepo, sino parcial, y el gobierno está tratando de poner orden a la demanda de dólares, con límites".

Carugati coincidió con otros economistas en que para tener una valoración de la medida habrá que esperar a que pasen los días para ver cómo funciona el mercado de cambios.

Economistas dijeron que las medidas del lunes y la drástica devaluación del peso la semana pasada apuntan a corregir un tipo de cambio atrasado, que supone una pérdida de la competitividad.

Pero para que las medidas sean exitosas y no terminen causando eventualmente una aceleración de la inflación, advirtieron que es necesario dar también señales en las políticas monetaria y fiscal, para lo que hay que desacelerar el gasto y hacer más atractivo el ahorro en pesos mediante al aumento de las tasas de interés.