Mundo

Arrestan a mujer por arrojar a recién nacido de un tercer piso

En menor cayó en un balcón, ubicado un piso más abajo, y fue rescatado por los vecinos que escucharon al bebé llorar
 

Por  Martha Isis Carrillo

Arrestan a mujer por arrojar a recién nacido de un tercer piso(Pixabay)

Arrestan a mujer por arrojar a recién nacido de un tercer piso | Pixabay

China.- Una mujer fue detenida por las autoridades tras tirar por la ventana de un tercer piso a un bebé recién nacido.

En menor cayó en un balcón, ubicado un piso más abajo, y fue rescatado por los vecinos que escucharon al bebé llorar.

La policía informó que la mujer de 22 años dio a luz fuera de matrimonio el pasado sábado 8 de junio, y aventó al bebé tras cortar el cordón umbilical.

Los vecinos informaron que escucharon los llantos del bebé, y hasta llegaron a pensar que se trataba de un gato.

Foto: Pixabay

Un testigo informó que él iba llegando al trabajo, cuando una de sus compañeras, que es madre, reconoció el llanto de un bebé.

Decidieron salir del departamento y quedaron sorprendidos al ver al pequeño en el balcón.

Un hombre colocó una escalera para poder rescatar al pequeño y una mujer subió y bajó al bebé con mucho cuidado.

La mujer después informó que los médicos confirmaron que el bebé estaba en condición estable y no sufrió ninguna lesión.

También agregó que un doctor le dijo que no tenia guantes en las manos y las tenia llenas de sangre, que si no había pensando en los riesgos de transmisión del VIH, a lo que ella le contestó que estaba pensando en rescatar al pequeño y no en el VIH.

La madre del pequeño actualmente se encuentra bajo investigación policial.

Más casos sobre bebés recién nacidos: "Padres entierran al bebé equivocado por error de un hospital"

Una familia vivió un infierno luego de enterarse que el bebé recién nacido que habían enterrado no era el suyo.

La familia en duelo compartió su horror después de que un error de un hospital de la ciudad canadiense Winnipeg los llevara a enterrar al recién nacido de un extraño después de la muerte de su bebé.

Esto porque su bebé murió a los minutos de haber nacido y los esfuerzos frenéticos de los doctores por salvarlo.

Alice Kinak y Tony Alagalak decidieron sepultar el cuerpo de su bebé fallecido pero días después les avisaron que el ataúd tenía que ser desenterrado debido al insólito error.

Alice fue trasladada en avión al hospital St Boniface en Winnipeg desde un centro de salud en Arviat, Nunavut, cerca de su hogar, el 19 de abril.

El bebé al que había dado a luz estaba en una condición crítica, pero lamentablemente los médicos no pudieron salvar su vida.

El hospital les entregó el cuerpo un día después de la muerte para que pudieran darle sepultura.