Mundo

Arresto de vendedora de churros en metro de NY causa indignación

La detención de una mujer hispana por vender churros en el metro de Nueva York causó indignación y fue duramente criticada

Por  Raúl Durán

La detención de una mujer hispana por vender churros en el metro de Nueva York causó indignación y fue duramente criticada.(Captura de video)

La detención de una mujer hispana por vender churros en el metro de Nueva York causó indignación y fue duramente criticada. | Captura de video

Nueva York.- Una mujer de origen hispano fue esposada y detenida por encontrarse vendiendo churros en una estación del metro de Nueva York, algo que ha causado gran indignación y críticas hacia el Departamenteo de Policía de Nueva York (NYPD).

El hecho ocurrió la tarde del pasado sábado en la estación Broadway Junction, en Brooklyn, cuando una mujer hispana que vendía churros fue interceptada y detenida por cuatro agentes que además la despojaron de su mercancía.

Una mujer llamada Sofia Newman denunció la acción a través de su cuenta de Twitter y compartió el video de lo sucedido.

En las imágenes se observa a tres agentes uniformados y uno al parecer vestido de civil rodeando a la mujer indefensa, quien llora e intenta explicarles que "le iba a dar" a alguien su mercancía. La testigo intenta acercarse pero los policías le piden que se retire.

En un segundo video, la mujer es esposada por los agentes, quienes se la llevan del lugar junto a la mercancía y en medio de reclamos por parte de algunos testigos.

Le decían que podía darles su carrito de churros y recibir una multa (una que probablemente no hubiera podido pagar), o que tomarían su carrito y la arrestarían", relató la testigo.

"Ella seguía tratando de hablar con uno de los policías en español, pero el policía vestido de civil seguía poniendo los ojos en blanco y diciendo cosas como '¿Has terminado?' y 'Sé que puedes hablar inglés'. Finalmente, la esposaron y la arrastraron sin preámbulo", detalló.

Newman critió a través de redes sociales las acciones de los policías, quienes terminaron por liberar a la mujer hispana.

Incluso el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, condenó la acción, asegurando que "este tipo de aplicación de la ley no hace nadie sentirse más seguro".

También la defensora pública de la ciudad, Eliza Orlins, condenó el hecho a través de su cuenta de Twitter y lo calificó que "desgarrador".

Intenta decirme que realmente crees que estos policías están haciendo nuestra ciudad más segura.

Por otra parte, Sophia Mason, portavoz del NYPD, explicó que la mujer hispana "se negó a cooperar" y que incluso recibió "10 citaciones en los últimos meses por ventas sin licencia en la misma estación", según The New York Post.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, por sus siglas en inglés) prohíbe la venta de productos no autorizados en su sección 1050.6.

Con información de El Diario NY.