Mundo

Asesinan a tiros a tres miembros de una misma familia

Tres miembros de una familia fueron asesinados por hombres no identificados que ingresaron por la fuerza a su vivienda

Por  EFE

Asesinan a tiros a tres miembros de una misma familia.(Vía Twitter)

Asesinan a tiros a tres miembros de una misma familia. | Vía Twitter

Tegucigalpa.- Tres miembros de una misma familia fueron asesinados este miércoles a tiros por hombres no identificados que ingresaron por la fuerza a su vivienda, en el norte de Honduras, informó la Policía Nacional del país.

El múltiple homicidio ocurrió en la aldea Las Minas, en la carretera que de Santa Rita conduce a la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, norte del país, según un informe de la Policía hondureña.

La Policía dijo, citando a testigos, que las víctimas fueron atacadas por hombres armados, en un número no precisado por las autoridades, que ingresaron esta mañana a la residencia de los fallecidos.

Las víctimas mortales fueron identificadas como René Ramos, su hijo René Ramos Navarro y su nuera identificada solo como Esly.

La Policía indicó que de momento no hay personas detenidas por el caso y que las fuerzas de seguridad que investigan el múltiple crimen no han determinado el móvil.

Un promedio de nueve asesinatos al día registra en lo que va de año Honduras, uno de los países utilizados para el paso de la droga que llega de Suramérica con destino a Estados Unidos, según autoridades locales.

Unos 26 asesinatos múltiples (matanzas con más de tres víctimas cada una) registra Honduras dentro de las 1.316 muertes violentas ocurridas este año, según cifras oficiales.

Las matanzas en el país acumulan 85 homicidios sólo en esa modalidad, según cifras de la Policía de Honduras.

Muchas de las matanzas, de acuerdo con las autoridades del país centroamericano, ocurren por "la disputa de territorio para la distribución y venta de drogas" entre pandillas o bandas criminales.

El Gobierno hondureño que preside Juan Orlando Hernández ha puesto en marcha varias medidas para bajar la violencia, que incluyen la creación de nuevas fuerzas de seguridad.

El año pasado, según cifras oficiales, se registraron en el país centroamericano 3.682 homicidios, una tasa de 41,27 por cada 100.000 habitantes, lo que lo ubica como uno de los más violentos del mundo sin que exista un estado de guerra.