Mundo

Así engañaron a la joven embarazada para sacarle a su bebé en Chicago

Marlen Lopez, una joven de 19 años y embarazada de 7 meses a quien estrangularon y le sacaron a su bebé del vientre

Por  El Debate

Un memorial de flores, globos, una cruz y una foto de la víctima Marlen Ochoa en la casa donde fue asesinada.(AP)

Un memorial de flores, globos, una cruz y una foto de la víctima Marlen Ochoa en la casa donde fue asesinada. | AP

Chicago.- La Policía de Chicago ha revelado el trágico final de Marlen Ochoa, una mujer embarazada que fue asesinada para robarle a su bebé que aún no nacía.

Así fue como dos mujeres lograron engañar a la joven embarazada, a quien estrangularon con un cordón para sacarle a su bebe del vientre, con un cuchillo de carnicería.

Así engañaron a la joven

Clarisa Figueroa, una mujer de 46 años, y su hija Desiree, de 24, lograron atraer hacia su casa a Marlene por medio de Facebook donde le ofrecieron ropa de bebé gratis.

Al llegar a la casa, la hija le mostró a Marlene un álbum de fotos de su difunto hermano para distraerla mientras su madre intentaba estrangularla con un cordón.

Pioter Bobak, Clarisa Figueroa y Desire Figueroa, fueron acusados del asesinato de la joven. 

Cuando Marlene intentó desafanarse, Clarisa le gritó a su hija: “¡No estás haciendo tu trabajo!”

Luego la mujer hizo a un lado a su hija y ella siguió estrangunlando a la fallecida por otros cinco minutos.

El atroz crímen

Cuando Marlene cayó muerta, la madre le abrió el estómago con un cuchillo, le sacó la placenta y al bebé.

Luego lo puso en una cubeta con el cordón umbilical aún atado, informó en rueda de prensa el fiscal Jim Murphy.

El fiscal Jim Murphy en rueda de prensa para dar a conocer este desgarrador asesinato. AP

Se dijo que las dos mujeres planearon el asesinato muchos meses antes cuando la mujer de 42 anunció que estaba embarazada y el bebé nació muerto.

Después de matarla, la madre y la hija supuestamente la envolvieron en una manta y pusieron el cuerpo en una bolsa de plástico grande.

Luego lo arrastraron afuera y lo colocaron en un bote de basura en un área oculta al lado de su garaje en el lado suroeste de Chicago, cerca de la casa de Marlen Ochoa López.

Velas, globos y osos de peluche fueron dejados afuera de la casa donde la joven fue asesinada. Foto: AP

Clarisa Figueroa luego llamó al 911, alegando que acababa de dar a luz a su propio bebé recién nacido y que no estaba respirando.

Pero los médicos descubrieron que ella no había dado a luz y avisaron a las autoridades. Ambas están detenidas acusadas de homicidio por el atroz crimen.

El novio de Diseree también fue acusado de ser cómplice, ya que ella le contró el plan y lo sucedido y nunca dio aviso a la policía.