Mundo

Así la vida de reclusos en la cárcel más cómoda del mundo

En este centro penitenciario se les permite a violadores y asesinos ir a la playa, tomar el sol, estudiar y practicar algún deporte

Por  El Debate

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

La Isla de Bastoy, Noruega.- La cárcel más placentera del mundo: con 115 reclusos que cultivan la tierra, producen leña, van a la playa, esquían y cumplen sus condenas en su mayoría asesinos y violadores.

La prisión de Bastoy, fue premiada en el 2014 por "promover los valores humanos y la tolerancia". Está ubicada en una isla deshabilitada, mide aproximadamente 2.6 kilómetros cuadrados, y se encuentra en Noruega, a una hora del Oslo.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Foto: Getty Images

Esta paradisiaca prisión alberga a 115 reclusos, quienes viven en cabañas equipadas con televisión por cable, Bastoy es un controvertido experimento penitenciario del gobierno noruego, que busca crear un óptimo centro de readaptación.

En esta cárcel los condenados trabajan y tienen tiempo libre para pescar en el verano o esquiar en invierno. Pero nadie llega directamente a Bastoy.

Foto: Getty Images

A la cárcel considerada como la más cómoda del mundo llegan solo aquello que logran comprobar que pueden estar en un ambiente de poca seguridad y que quieren reintegrarse a la vida de manera positiva.

Bastoy era una correccional de menores muy famosa también, pero esta vez por sus normas draconianas, en el año de 1970 se cerró para dar lugar al proyecto de centro de penitenciaría humanitaria.

Foto: Getty Images

Hasta el año 1982 llegaron los primeros reclusos. Además había un chef, un sauna, animales para cabalgar y una cancha de tenis para los acusados.

“Esta prisión es distinta a cualquier otra que hayas visitado” advierte un guardia al reportero de el Daily Mail quien estaba en Bastoy para realizar un reportaje. 

“Ves ese hombre ahí, es uno de los reclusos, un asesino” le dice el guardia apuntando a un recluso que tomaba el sol pacíficamente en un camastro.

Al cuestionar el reportero al recluso sobre como se sentía en prisión el respondió: 

“Estoy feliz, cuando llegue, inmediatamente me empezaron a entrenar para trabajar en barcos, y acudiré a un curso de marina en la universidad. Quiero ser un capitán de buques comerciales cuando termine mi sentencia”.

Los reclusos pueden recorren la pequeña isla sin problemas, jamás se les ocurre huir, detalló el guardia.

Foto: Getty Images

Además de realizar actividades, usan la playa en verano con la condición de dejarla limpia, cargan martillos, hanchas, sierras eléctricas, elementos que  en ninguna otra cárcel permite tener al interior.

Bastoy cuenta con 80 edificios, caminos, playas, paisaje cultural, cancha de fútbol, tierra para agricultura y bosque, se lee en su página web.

Cuenta además con una biblioteca, una tienda, oficina  de información, servicios de salud, iglesia, escuelas, servicios sociales del gobierno, y se hacen reuniones y seminarios.

Foto: Getty Images

Noruega es considerado uno de lo países con la tasa más baja en reincidencia, solo el 20 por ciento de los reclusos han vuelto a ser condenados.

Un buen trato a los presos, permite la reinserción social, dicen los funcionarios a cargo de Bastoy.

"Queremos reclusos que deseen cambiar su vida y sus acciones, aquí se promueven los valores de una ecología humana, para lograrlo" detalló uno de los funcionarios.

Aunque todo parece perfecto en la cárcel más cómoda y exitosa del mundo, no deja de ser prisión y se toma lista cuatro veces al día, para confirmar que se encuentren todos.

Con información de Infobae

Esta nota incluye información de:

  • prision más lujosa
  • noruega
  • prision más comoda
  • vida lujosa de los presos
  • cárcel
  • isla.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo