Selecciona tu región
Mundo

Así secuestraron y asesinaron a uno de los hombres más ricos de Colombia: Diego Echavarría Misas

El hombre más influyente de Colombia en los años 60 fue secuestrado y asesinado por sus captores en un secuestro de 42 días

Por Juan Leyva

-

El secuestro y asesinato de Diego Echavarría Misas, un filántropo e influyente personaje de Colombia de los años 60 fue un suceso que dividió en dos a la naciente ciudad de Medellín y en general a todo el departamento de Antioquia, Colombia. . 

El ejército colombiano hizo un llamado al espíritu cívico de Medellín para localizar a Echavarría y poder rescatarlo de sus secuestradores. 

Echavarría Misas había destinado una buena parte de su fortuna familiar provenientes de sus fábricas de telas heredadas a la filantropía y mejoramiento de la vida de los pobladores de Medellín, por ello su secuestro conmocionó al departamento de Antioquia y a Colombia en general. 

Leer mas: Colombia: cientos de personas continúan desaparecidas tras protestas

La historia no terminaría bien, pues Echavarría Misas fue asesinado mientras estaba cautivo. 

El  empresario fue secuestrado el 8 de agosto de 1971 a las 6:20 de la tarde cuando estaba ingresando a El Castillo, una lujosa residencia que fue adquirida por su familia, en compañía de unos amigos. 

Acababa de salir de un concierto en una biblioteca en donde fue acompañado por su esposa e hija. A la entrada de El Castillo fue interceptado por tres hombres armados, que eran liderados por el Mono Trejos y se lo llevaron a bordo de un vehículo. 

La noticia del secuestro implantó el nerviosismo entre la clase alta, ya que pensaban que lo que le ocurrió a Diego podría pasarle a cualquiera de ellos. Comenzaron a sentirse inseguros en la ciudad, ya que en el ajetreo de la inseguridad creciente en Medellín, ellos se sentían a salvo, pues generalmente no les pasaba nada, relata el historiador y periodista Reinaldo Spitaletta.

Una publicación del diario El Colombiano, Diego había destinado una buena parte de su fortuna en el restablecimiento de servicios en hospitales públicos y obras de beneficencia en escuelas y bibliotecas. 

Luego del plagio, Diego fue llevado a una finca en Santa Elena, a 35 minutos del centro de Medellín donde  viviría sus últimos días bajo secuestro.

El secuestro estuvo organizado por una banda que en los años 60 se dedicaba al robo de bancos y que luego se generalizó al secuestro. La banda conocida como La Pesada, era liderada por Néstor Trejos Marín alias el Mono Trejo. 

De acuerdo a la prensa, esta banda robaba bancos y posteriormente iba a los barrios pobres de Medellín y repartían una parte del botín, sin embargo, el cambio de giro a secuestro cambió la imagen que el Mono Trejos se había hecho entre la población de clase baja en Medellín. 

El secuestro duró al menos 42 días, en los que los secuestradores exigían a Echavarría enviara cartas solicitando dinero para su liberación, pero este no accedió. 

De acuerdo a varios historiadores, él había dado instrucciones a su familia de que si algún día le secuestraban, no diera dinero a sus captores. 

Leer mas: Aumentan a 27 los muertos tras protestas en Colombia, informa la Fiscalía

Finalmente, luego de una intensa búsqueda de parte de las autoridades, el 18 de septiembre, Echavarría sería asesinado. su cadáver fue hallado en un sector cercano al barrio Alejandro Echavarría, que llevaba ese nombre en honor a su padre.

El hartazgo del 2018 comienza a presentarse ahora de frente a la elección
Síguenos en
Más sobre este tema