Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Atacantes suicidas dejan 1 muerto en Sinaí

EL-ARISH

Egipto, (AP).- Dos atacantes suicidas efectuaron el viernes atentados explosivos casi simultáneos en la Península del Sinaí, en Egipto, con resultado de un soldado muerto y nueve personas heridas, dijeron autoridades de seguridad.

Las explosiones rompieron un periodo de calma que había durado varios meses en el Sinaí, donde los rebeldes han intensificado sus ataques después de que los militares derrocaran en julio al presidente islamista Mohammed Morsi.

Los militares retiraron a Morsi ante las protestas antigubernamentales de millones de egipcios un año después de que lo eligieran presidente y exigieran su renuncia.

Los atentados explosivos del viernes ocurrieron poco después del amanecer en la localidad de el-Tor, en el sur de la península. En la primera acción, el agresor atacó un retén del ejército, con resultado de un soldado muerto y cinco heridos.

El segundo atacante apareció en un camino y se hizo volar frente a un autobús. Cuatro pasajeros fueron heridos por la explosión.

Partes de los cuerpos de los atacantes quedaron dispersas en los lugares donde ocurrieron los ataques. Los fragmentos de los cadáveres serán analizados para determinar las identidades de los agresores, dijeron las autoridades que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizadas a hacer declaraciones a la prensa.

Ninguna parte se adjudicó la responsabilidad de los atentados del viernes.

En octubre, un atacante suicida hizo estallar un coche bomba contra las oficinas centrales de seguridad en el-Tor, donde causó tres policías muertos y 55 heridos.

El atentado se lo adjudicó después un grupo inspirado en al-Qaida, Ansar Beit al-Maqdis, o Paladines de Jerusalén, que también reclamó la autoría de las explosiones ocurridas hace meses contra fuerzas militares y de seguridad en otras partes de Egipto.

El sur del Sinaí es famoso por sus centros turísticos de playa como Sharm el-Sheikh y en términos generales no había registrado actos de violencia como los que ha asolado en los últimos seis años la parte norte de la península.

Sin embargo, los ataques contra los centros turísticos en 2005 y 2006 dejaron decenas de muertos, incluidos numerosos visitantes.

Ansar Beit al-Maqdis ha dicho que sus ataques son en venganza por la muerte de numerosos manifestantes que demandaban en movilizaciones casi diarias la reinstalación de Morsi.

El gobierno interino de Egipto, que tiene el apoyo de los militares, declaró organización terrorista a la Hermandad Musulmana, grupo al que pertenece Morsi. Esta organización islamista niega que esté vinculada con los atentados y otros hechos de violencia ocurridos en el país.

Desde el tercer trimestre de 2013, el ejército emprendió una ofensiva importante en el norte del Sinaí en un intento para expulsar a los extremistas.