Mundo

Aumenta a 5 muertos en Mozambique tras ciclón. Se temen inundaciones

El ciclón Kenneth llegó el jueves por la noche, solo seis semanas después de que el ciclón Idai irrumpiera en el centro de Mozambique y matara a más de 600 personas

Por  AP

Las fotos aéreas mostraron algunas comunidades casi aplanadas por la tormenta.(Foto: AP)

Las fotos aéreas mostraron algunas comunidades casi aplanadas por la tormenta. | Foto: AP

Pemba, Mozambique.- El gobierno de Mozambique instó a muchas personas a buscar de inmediato terrenos más elevados el sábado después del ciclón Kenneth, por temor a las inundaciones y aludes de tierra en los días venideros mientras la fuerte lluvia azotó la región.

Al menos cinco personas murieron, dijo el gobierno. La agencia de gestión de desastres de Mozambique dijo que una persona había muerto en la ciudad de Pemba y otra en el distrito de Macomia, mientras que los residentes en la isla de Ibo dijeron que dos personas murieron allí. Detalles sobre la quinta muerte no estaban disponibles de inmediato.

Las fotos aéreas mostraron algunas comunidades casi aplanadas por la tormenta. Cerca de 3,500 casas en partes de la provincia más septentrional del país, Cabo Delgado, fueron total o parcialmente destruidas, con cortes de electricidad, algunas carreteras bloqueadas y al menos un puente clave se derrumbó. Algunas escuelas y centros de salud fueron dañados. Casi 700,000 personas podrían estar en riesgo, muchas quedaron expuestas y hambrientas a medida que suben las aguas.

"Hay una muy intensa franja de destrucción donde el viento hizo impacto por primera vez en los distritos costeros", dijo Nicholas Finney, líder del equipo de respuesta del grupo de ayuda Save the Children, a The Associated Press después de visitar el distrito de Macomia. El equipo encontró personas en estado de shock en una región donde nunca se había registrado un ciclón en la era moderna.

Un niño pasa frente a un barco pesquero que fue destruido cuando el ciclón Kenneth. Foto: AP

Los niños aterrorizados y los padres traumatizados "enfrentan una gran tarea para comenzar a reconstruir", dijo.

Se pronostica lluvia en los próximos días, y la autoridad meteorológica de Mozambique dijo que la tormenta podría potencialmente regresar al mar e intensificarse de nuevo, agregó Finney. "No se ve bien, con toda honestidad", dijo sobre el riesgo de inundación.

A medida que aumentaron los niveles de agua, las autoridades de Mozambique les pidieron a los residentes de los distritos de Mecufi y Chiure y partes de los distritos de Macomia y Muidumbe que buscaran inmediatamente un lugar más alto. Algunos ríos en la región han estallado sus orillas en el pasado, especialmente en 2000.

El ciclón Kenneth llegó el jueves por la noche, solo seis semanas después de que el ciclón Idai irrumpiera en el centro de Mozambique y matara a más de 600 personas. Esta fue la primera vez en la historia registrada que la nación del sur de África ha sido golpeada por dos ciclones en una temporada, lo que nuevamente genera preocupación por el cambio climático.

Los remanentes de Kenneth, que acumularon el poder de un huracán de categoría 4, podrían descargar el doble de lluvia que Idai el mes pasado, dijo el Programa Mundial de la ONU. Algunos pronósticos advirtieron de hasta 250 milímetros (9 pulgadas) de lluvia torrencial, o aproximadamente un cuarto de la precipitación anual promedio de la región.

Mozambique. Foto: AP

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja reportó graves daños en la provincia de Cabo Delgado, con las comunidades de Macomia, Quissanga y Mocimboa da Praia de mayor preocupación.

"Demasiadas comunidades pequeñas están completamente destruidas, ya no hay una sola casa en pie", dijo a los reporteros Saviano Abreu, un portavoz de la agencia humanitaria de la ONU, después de una evaluación aérea. "Esta será una operación humanitaria muy compleja".

Las comunicaciones fueron difíciles en algunas áreas, ya que las autoridades y los grupos de ayuda se apresuraron a evaluar los daños, especialmente en las comunidades más remotas de la región, en gran parte rural. Solo en la isla de Ibo, afectada por el fuerte impacto, más de 4,000 casas resultaron dañadas, dijo el administrador Issa Tarmamade a la agencia de gestión de desastres de Mozambique.

"La situación no fue peor gracias al trabajo de sensibilización de las autoridades locales", dijo la agencia mientras publicaba fotos de edificios donde los techos de metal se habían arrugado o desgarrado. Otras fotos de Macomia mostraban una casa con paredes de barro que se había desintegrado, un autobús que parecía haberse salido de la carretera y un poste eléctrico derribado, con sus cables tensos.

Las personas que quedaron sin hogar trataron de arreglar los refugios de la lluvia.

Estoy buscando a alguien que me preste un porche para que pueda limpiarlo y quedarme con mi familia, dijo un residente de Macomia, Wild Eusebio, a la agencia de noticias portuguesa Lusa

Según el informe, otra familia de 13 personas, incluidos ocho niños, vivía en una carpa de plástico improvisada.