Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Aún no hay acuerdo para tregua en Gaza

JERUSALÉN

JERUSALÉN (AP) -- Se necesita más trabajo para lograr un acuerdo entre Israel y Hamas que permita una tregua de siete días en la guerra de Gaza, dijo el viernes el secretario de Estado norteamericano John Kerry, en tanto que el ministro de Defensa israelí advirtió que el ejército podría ampliar su operación terrestre "significativamente".

Las duras declaraciones del ministro Moshe Yaalon, junto con la incapacidad de Kerry para forjar una tregua aunque sea temporal después de una semana de gestiones, apuntan a que continuarán los combates, los cuales han matado a más de 820 personas en territorios palestinos y a 38 en Israel.

En un comunicado emitido poco después que Kerry habló en una conferencia de prensa en El Cairo, la oficina de Yaalon dijo que el ministro instruyó a sus tropas a "estar listas para la posibilidad de que muy pronto se ordene ampliar significativamente la operación terrestre en Gaza".

"Hamas está pagando un precio muy alto, y pagará aún más", declaró Yaalon. "Al final de la operación, Hamas tendrá que pensar bien si nos quiere provocar en el futuro.

Israel ha dicho que un objetivo clave de su operación por tierra es destruir los túneles de Hamas bajo la frontera de Israel con Gaza, y la prensa israelí ha dicho que el ejército quiere más tiempo para completar la misión.

Hasta ahora las fuerzas israelíes han destruido aproximadamente la mitad de los 31 túneles descubiertos. Israel considera a los túneles como una amenaza estratégica, ya que combatientes de Hamas los han usado para infiltrarse en territorio israelí y perpetrar ataques.

Los combates en Gaza continuaban. La aviación israelí bombardeó más 80 lugares estratégicos en Gaza, mientras que los guerrilleros islamistas dispararon unos 50 cohetes contra el Estado judío, según el ejército israelí.

Entre los sitios que atacó la aviación israelí el viernes en la Franja de Gaza hubo unas 30 viviendas, entre ellas la de un líder de Yihad Islámica, según funcionarios palestinos.

La casa atacada fue la de Salah Hasanein, líder de la rama militar de Yihad Islámica, el segundo grupo armado más grande de la Franja de Gaza después de Hamas. Hasanein y dos de sus hijos murieron en el ataque, dijo el portavoz de la policía de Gaza Aiman Batniji and al-Kidoctora.

En la Franja de Gaza, la incursión israelí ha matado a 828 palestinos, después que 115 murieron el jueves en uno de los días más mortíferos, dijo Ashraf al-Kidra, un funcionario de salud palestino. Agregó que más de 5.200 palestinos han resultado heridos desde el 8 de julio. Por su parte, han muerto 35 israelíes, entre ellos 33 soldados, y un trabajador tailandés, dijo el ejército israelí el viernes.

Los militares israelíes dijeron que el soldado que Hamas aseguró haber capturado en la Franja de Gaza, en realidad murió en combate. Hamas había dicho la noche del domingo que había capturado al soldado Orón Shaúl. Si Israel hubiera tenido que lidiar con un soldado suyo en manos del grupo islamista, podría verse presionado en el conflicto.

Las fuerzas israelíes emitieron el viernes un comunicado afirmando que Shaúl murió en combate en Gaza el domingo.

En las últimas dos semanas, la aviación israelí ha atacado repetidamente viviendas de líderes de Hamas y Yihad Islámica. La mayoría se han escondido, pero en los ataques han muerto el líder de un escuadrón de cohetes de Yihad Islámica, un comandante de Hamas y el hijo del destacado líder de Hamas Jalil al-Haya, según el ejército israelí.

Estos ataques también se han cobrado la vida de numerosos civiles. Un grupo humanitario de Gaza dijo esta semana que cerca de 500 casas habían sido destruidas o dañadas en ataques directos desde el aire y más de 320 personas han muerto en sus casas debido a ataques militares.

En Jerusalén, cientos de palestinos protestaron en el sector este de la ciudad después de las plegarias del mediodía y una decena de manifestantes arrojó piedras a la policía israelí, que respondió con granadas aturdidoras y chorros de agua a alta presión. Israel ha emplazado a miles de efectivos de seguridad.

La noche anterior, miles de palestinos que protestaban en Cisjordania contra los combates en Gaza se enfrentaron con soldados israelíes. Un palestino murió y decenas resultaron heridos, según autoridades médicas palestinas.