Mundo

Ballena y su cría mueren al quedar atrapadas en una red en Italia

Un cachalote y su cría murieron después de quedar atrapadas en una red de pesca en el mar Tirreno, costa de Italia

Por  AP

Un cachalote y su bebé, enredados en una red de pesca, yacen muertos en el mar Tirreno, frente a Italia(AP)

Un cachalote y su bebé, enredados en una red de pesca, yacen muertos en el mar Tirreno, frente a Italia | AP

Milán.- (AP) Una cachalote y su cría murieron después de quedar atrapadas en una red de pesca en el mar Tirreno en la costa occidental de Italia, reportó el jueves un grupo ambientalista italiano.

El grupo Marevivo dijo que la Guardia Costera de Italia respondió al avistamiento y supuso que la madre, que medía 6 metros, murió mientras intentaba liberar a su cría.

Las dos ballenas fueron halladas a 13 kilómetros (8 millas) de la costa de la isla de Palmarola en la región de Lazio.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

El grupo dijo que parte de la red de pesca estaba enmarañado en el hocico de la madre mientras que la cría estaba totalmente cubierta con ella.

“La muerte de estos dos gigantes del mar es una pérdida de nuestro patrimonio natural, pero saber que sucedió por culpa nuestra lo hace incluso más trágico", dijo Rosalba Giugni, presidenta de Marevivo.

El cachalote y su cría muertos en el mar Tirreno. Foto: AP

"Cambiar nuestro comportamiento no basta. Debemos cambiar nuestras creencias para comprender y realmente sentir que cuando dañamos al medio ambiente, lo hacemos nosotros mismos".

Las muertes suceden después de que se encontrara muerta en marzo a una cachalote embarazada de 8 metros (26 pies) en la playa Sardinian con 22 kilogramos (48,5 libras) de plástico en su barriga.

Los ambientalistas dicen que el plástico es una de las principales amenazas a la vida marina y ha matado al menos a otras cinco ballenas que lo han ingerido en grandes cantidades en los últimos dos años desde Europa y Asia.

La Guardia Costera encontró a los animales muertos en el mar. Foto: AP

Mientras tanto, las autoridades rusas comenzaron una operación para liberar gradualmente a cerca de 100 ballenas capturadas ilegalmente y cuyo confinamiento en el extremo oriente de Rusia se volvió un grito de guerra para los medioambientalistas.

Un reportero de la televisora estatal hizo el anuncio durante la sesión de preguntas y respuestas transmitida en vivo del presidente Vladimir Putin, diciendo que por mera "coincidencia" el operativo había comenzado justo antes de que empezara la transmisión.

El vicepremier Alexei Gordeyev dijo durante el programa que el proceso de reintroducir por completo a los mamíferos a la vida silvestre tardaría al menos cuatro meses.

La condición de las ballenas encerradas en un espacio relativamente pequeño en el extremo oriente de Rusia ha causado indignación internacional y Putin ordenó personalmente que las autoridades investigaran el caso y liberaran a los mamíferos.

Los fiscales rusos han presentado cargos penales contra cuatro compañías que mantenían a las ballenas en cautiverio.