Mundo

Bastoncillo de algodón provocó que hombre desarrollara pus en el cerebro

Los médicos declararon que este terrible caso reitera aún más los peligros de usar los bastoncillos de algodón

Por  El Debate

Bastoncillo de algodón provocó que hombre desarrollara pus en el cerebro(AFP)

Bastoncillo de algodón provocó que hombre desarrollara pus en el cerebro | AFP

Estados Unidos.- Un hombre que aparentemente vivió con un bastoncillo de algodón atorado en su oreja durante años antes de que se produjera una infección peligrosa está resaltando el riesgo de limpiar las orejas con hisopos.

Los médicos describieron recientemente su terrible experiencia en BMJ Case Reports, calificándolo como el primer ejemplo conocido de un hisopo de algodón alojado que conduce a una infección necrosante dentro del cráneo de una persona que había producido pus en su cerebro.

El misterio comenzó cuando una ambulancia llevó al hombre anónimo de 31 años a un hospital en Coventry, Inglaterra, después de que repentinamente sufriera ataques y colapsara.

Foto: AFP

Anteriormente había estado sano, a excepción del dolor intermitente y la pérdida de audición en su oído izquierdo durante los últimos cinco años, lo que llevó a su médico de atención primaria a recetarle antibióticos para una "infección grave del oído".

Cuatro días antes de su colapso, el dolor aumentó a dolores de cabeza en el lado izquierdo de su cabeza, más náuseas y vómitos. También se había olvidado más de los nombres en los últimos días, dijo después.

Las exploraciones de su cabeza revelaron dos abscesos (bolsas de pus) entre la superficie de su cerebro y la membrana protectora que lo rodea, la duramadre.

Su canal auditivo izquierdo estaba lleno de "material de densidad de tejidos blandos", por lo que los médicos lo exploraron mientras el hombre estaba bajo anestesia general y encontraron un bastoncillo de algodón impactado.

Foto: AFP

Fue diagnosticado con otitis externa necrotizante, una infección que comienza en los tejidos blandos del canal auditivo y se propaga al hueso circundante. La afección se observa tradicionalmente en personas mayores con diabetes o con un sistema inmunitario comprometido.

Los médicos retiraron el bastoncillo de algodón, limpiaron el canal auditivo y trataron al paciente con antibióticos. Todos los rastros de la infección desaparecieron después de 10 semanas y el hombre permanece bien, sin ningún problema neurológico persistente ni síntomas de oído.

"Lo más importante es que ya no usa los bastoncillos de algodón para limpiar sus orejas", escribieron los autores, y agregó que el caso "reitera aún más los peligros del uso del bastoncillo de algodón".