Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Bebé lloró 10 horas sobre el cadáver de su joven madre

ARGENTINA

Una persona que se gana la vida con el sudor de su frente y 'pepenando' cartón, se encontró con una escena impactante. Tirado sobre un camino rural, encontró el cadáver de una mujer y sobre su pecho, un bebé llorando a todo pulmón. De acuerdo a las investigaciones de personal forense, la mujer quien fue identificada con el nombre de Pamela Estefanía Biosa, de 21 años, tenía 10 horas de haber fallecido al momento de ser encontrada por el 'pepenador', mismas horas que pasó el bebé llorando sobre el pecho del cadáver de su mamá.

Los hechos ocurrieron a las afueras de la ciudad de Escobar, una ciudad situada en el nordeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina. El cuerpo de la chica, que vivía en el barrio Stone de Escobar, estaba embarrado y ensangrentado. No tenía signos de haber sufrido un ataque sexual. Junto al cuerpo de la joven, estaban su teléfono celular y algo de dinero, por lo que se descarta un robo. La principal hipótesis es la de un crimen por violencia de género. La pareja sentimental de Pamela fue llamada por las autoridades policiacas para declarar en la Fiscalía.

El 'pepenador' manifestó a la policía, que al realizar sus rondines de costumbre por la zona, en busca de cartón para reciclar y luego venderlo, comenzó a escuchar el llanto de un bebé. Al guiarse por el sonido, se topó con una triste realidad: el bebé llorando sobre su madre muerta. Tal vez con sus lágrimas pedía a su mamá Pamela que abriera los ojos, se levantará y lo llevará al calor de su hogar para arrullarlo, ya que estaba asustado. Y no era para menos, el bebé pasó parte de la noche fría a la intemperie, solo que esta ocasión su joven mamá no podía abrazarlo para quitarle el frío. Estaba muerta. "El bebé estaba sobre el pecho de la mamá y fue trasladado al hospital de Escobar en un móvil policial. Está sin ningún tipo de lesiones y su estado de salud es muy bueno", dijo el comisario Carlos Alvarez, de la Departamental Zárate-Campana, quien consideró que el chico tuvo un Dios al no haber sufrido hipotermia y no resultar lastimado por los animales del lugar.

De acuerdo a las investigaciones, Pamela Estefanía había tomado la decisión de huir de su casa, ya que al parecer, sufría de violencia por parte de su pareja sentimental. En la escena del crimen, fue encontrada una mochila con algunas pertenencias de la mujer: una poca de ropa de ella y de su bebé, documentos personales y algo de dinero. El cadáver tenía lesiones contusas cortantes en la frente, mentón y labio, y un traumatismo craneano importante que pudo haber sido de algún golpe y que habría causado la muerte de la chica. Las autoridades de Escobar no creen que se haya tratado de un ataque sexual, ya que la víctima estaba vestida y no presentaba signos de una violación.