Mundo

Boeing en medio de fuerte polémica por accidente de avión en Etiopía

La compañía fabricante de aviones Boeing enfrenta una fuerte polémica con repercusiones económicas tras el trágico accidente ocurrido en Etiopía
 

Por  AFP .

Un Boeing 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines.(EFE)

Un Boeing 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines. | EFE

Etiopía.- Boeing ha estado en el punto de mira internacional tras el trágico accidente en Etiopía de un 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines, en el que murieron 157 personas, y que llevó a varios países, entre ellos China, a inmovilizar uno de los modelos faro del gigante aeronáutico estadounidense. 

Poco después del inicio de la sesión en Wall Street, Boeing se hundía: la acción caía 7,90% hasta situarse en 389,16 dólares a las 14H13 GMT, lastrando el Dow Jones, el principal índice de la Bolsa de Nueva York. 

Por su parte, la compañía Ethiopian Arlines anunció que fueron recuperadas las dos cajas negras del avión accidentado, la que registra los datos técnicos del vuelo y la que graba las conversaciones dentro de la cabina. 

Partimos del principio que encontraremos la causa del accidente en los datos de la caja negra", indicó la compañía. 

El accidente del domingo, en un campo cercano al pueblo de Tulu Fara --60 km al sudeste de Adis Abeba, desde donde había despegado rumbo a Nairobi-- constituye un nuevo revés para Boeing.  

Ninguno de los 157 pasajeros del avión sobrevivió. Foto: AFP

Un aparato del mismo modelo, versión modernizada del 737, un éxito comercial, se estrelló también unos minutos después del despegue el 29 de octubre en las costas de Indonesia, tragedia en la que murieron 189 personas.

Una de las cajas negras del aparato de la compañía indonesia Lion Air señaló problemas con el indicador de velocidad. 

Luego del accidente del domingo, Ethiopian Airlines anunció que inmovilizó sus otros cuatro aviones Boeing 737 MAX 8. 

Pekín pidió el lunes a las aerolíneas chinas que suspendan los vuelos de estos aparatos, que podrán volver a volar cuando las autoridades estadounidenses y Boeing confirmen "las medidas tomadas para garantizar efectivamente la seguridad de los vuelos", informó la Administración china de Aviación Civil. 

Boeing entregó hasta ahora 76 ejemplares del 737 MAX 8 a compañías aéreas chinas. La empresa estadounidense tiene aún 104 encargos para ese país, que representa un quinto de las entregas mundiales de este modelo. El constructor estadounidense registró en total 5.011 encargos de este aparato en todo el mundo, lo que equivale a más de siete años de producción al ritmo actual. 

Los aviones Boeing 737 MAX 8 han sido suspendidos en numerosos países a raíz de lo ocurrido. Foto: EFE

Indonesia también decidió bloquear sus Boeing 737 MAX 8, así como Corea del Sur, para dos aparatos de la empresa local low-cost Eastar Jet. 

Numerosas compañías aéreas, como FlyDubai, Norwegian, Icelandair, Southwest, American Airlines y Air Canada, siguen no obstante operando con sus 737 MAX 8. 

Boeing por su parte anunció que aplazaba la ceremonia de presentación de la nueva versión del avión de largo alcance 777, el 777X, prevista para el miércoles.

El vuelo ET302, que despegó el domingo a las 08H38 de Adís Abeba, desapareció de los radares seis minutos después. Según un testigo, Tegegn Dechasa, la parte trasera del "avión estaba en llamas cuando se estrelló". 

El Boeing, entregado en 2018 a la compañía y que fue objeto de operaciones de mantenimiento el 4 de febrero, provocó un impresionante cráter al caer a tierra. 

Recientemente se recuperaron las dos cajas negras del avión. Foto: AFP

Los investigadores de la Agencia etíope de Aviación Civil trabajan desde el domingo por la tarde en el lugar de la catástrofe para recuperar el máximo de escombros y pruebas. Un equipo técnico de Boeing se sumará próximamente a las tareas. 

La aerolínea, controlada en un 100% por el Estado etíope, tiene una flota de más de 100 aparatos, la más importante de África. 

Las autoridades de Etiopía decretaron un día de luto nacional, el lunes. Por su parte, Kenia, adonde se dirigía el vuelo, vivía un doble duelo: por una lado, con 32 nacionales a bordo, es el país más afectado por la tragedia y por otro, Nairobi, su capital, es la sede regional de Naciones Unidas, muy afectada por la catástrofe. 

La tragedia estaba en la mente de todos este lunes en la inauguración de la conferencia anual del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que tiene su sede en la capital keniana: se retiraron las banderas de los países miembros de la organización y se izó a media asta la bandera de Naciones Unidas. 

Miembros de la ONU guardaron un minuto de silencio por las víctimas del accidente al inicio de la IV Asamblea del Medio Ambiente. Foto: EFE

Varias personas que debían participar en esta reunión iban a bordo del avión. Entre las víctimas de delegados de la ONU hay seis empleados del PNUMA, siete del Programa Mundial de Alimentos (PAM) y varios de la oficina del Agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR). 

Las víctimas del accidente eran de 35 nacionalidades diferentes, según cifras provisionales de la compañía, entre ellas: 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho chinos, ocho estadounidenses, siete franceses, siete británicos, seis egipcios, cinco alemanes y cuatro indios. También había dos españoles y una mexicana.

Entre las víctimas están la esposa y los dos hijos de un diputado eslovaco, Anton Hrnko, un profesor universitario canadiense de origen nigeriano, así como un ex secretario general de la federación keniana de fútbol. 

Los mensajes de condolencia a las víctimas llegaron durante toda la jornada del domingo, desde el primer ministro etíope al presidente de Kenia, y de la Unión Africana al secretario general de la ONU.