Mundo

Bolivia y Brasil acuerdan acciones para apoyar a reos

Acuerdos se efectuaron después de que en Bolivia se conociera el caso de una reclusa brasileña que denunció que fue violada

Por  EFE

El acuerdo fue firmado por la defensora del Pueblo de Bolivia, Nadia Cruz, y el defensor público de Brasil, Gabriel Faría Oliveira, en la ciudad boliviana de Santa Cruz..(Vía Twitter @DPBolivia)

El acuerdo fue firmado por la defensora del Pueblo de Bolivia, Nadia Cruz, y el defensor público de Brasil, Gabriel Faría Oliveira, en la ciudad boliviana de Santa Cruz.. | Vía Twitter @DPBolivia

La Paz.- La Defensoría del Pueblo de Bolivia y el Defensor Público de Brasil acordaron este lunes desarrollar acciones conjuntas para proteger los derechos y brindar asistencia a bolivianos y brasileños recluidos en cárceles de ambos países.

El acuerdo fue firmado por la defensora del Pueblo de Bolivia, Nadia Cruz, y el defensor público de Brasil, Gabriel Faría Oliveira, en la ciudad boliviana de Santa Cruz.

El objetivo es alcanzar "la máxima cooperación y eliminar la duplicación innecesaria en las acciones en favor de los nacionales de ambos países", sobre todo de las personas privadas de libertad, según un comunicado de la Defensoría boliviana.

En el convenio también están incluidos otros grupos "en situación de riesgo y vulnerabilidad", como niños, ancianos, indígenas, personas con discapacidad, colectivos LGBT, refugiados o víctimas de trata y tráfico de personas, aunque se hará incidencia en los reclusos, señala el comunicado.

La primera medida dentro del acuerdo será la visita de Cruz y Faría a la cárcel cruceña de Palmasola, que es considerada la más grande y peligrosa de Bolivia.

En la visita, el defensor público brasileño podrá reunirse con sus compatriotas detenidos en ese penal para "conocer su situación legal y sus necesidades en cuanto a apoyo jurídico", indicó Cruz, citada en el comunicado.

La funcionaria boliviana agregó que, de manera coordinada y periódica, misiones conjuntas de ambas instituciones visitarán recintos penitenciarios donde se encuentren bolivianos y brasileños.

Mediante el convenio también se elaborará un plan de trabajo en favor de "personas extranjeras sujetas a salida obligatoria y sometidas a procedimiento penal" en ambos países, indica la nota.

En este caso, se tendrá en cuenta el intercambio de información en la asistencia jurídica en procesos criminales y de ejecución, según la defensoría boliviana.

Además, se establecerá otro plan de trabajo para desarrollar estrategias de prevención de la trata y tráfico de personas, sobre todo en las áreas de frontera.

Estos acuerdos se efectuaron después de que en Bolivia se conociera el caso de una reclusa brasileña que denunció que fue violada varias veces por policías en una carceleta en la localidad de Rurrenabaque, en el noreste amazónico de Bolivia.

La mujer de 21 años cumplía una condena de tres años por un delito de evasión, de acuerdo a datos de la Fiscalía, que no especificó de qué tipo en concreto, tras ser condenada en un procedimiento abreviado en diciembre de 2018.

Por las denuncias de violación hay ocho policías detenidos preventivamente en Rurrenabaque y con medidas sustitutivas una agente acusada de supuesto encubrimiento.

La joven, cuyo caso se hizo público en marzo pasado, fue puesta en libertad y hace unos días se conoció que también fue víctima de trata de personas. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo