Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Ataque a candidato sacude la campaña presidencial en Brasil

El candidato fue transferido el viernes a un hospital en Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil

Por: AP

En esta imagen, tomada de un video proporcionado por Fernando Gonçalves, el candidato presidencial Jair Bolsonaro es trasladado por varias personas tras ser apuñalado en un acto de campaña en Juiz de Fora, Brasil, el 6 de septiembre de 2018. (AP Foto/Fernando Gonçalves)

En esta imagen, tomada de un video proporcionado por Fernando Gonçalves, el candidato presidencial Jair Bolsonaro es trasladado por varias personas tras ser apuñalado en un acto de campaña en Juiz de Fora, Brasil, el 6 de septiembre de 2018. (AP Foto/Fernando Gonçalves)

SAO PAULO (AP) — El apuñalamiento del candidato presidencial Jair Bolsonaro sacudió la ya de por sí impredecible campaña electoral brasileña, y los médicos dijeron el viernes que seguirá hospitalizado al menos una semana.

Los partidarios del congresista de extrema derecha que quiere acabar con el crimen dijeron que el ataque sólo aumentaría sus posibilidades de ganar los comicios de octubre, pero se desconoce si podrá regresar a hacer campaña.

Un hombre con un cuchillo apuñaló a Bolsonaro el jueves durante un mitin en Juiz de Fora, una ciudad a unos 200 kilómetros (125 millas) al norte de Río de Janeiro, mientras un partidario lo llevaba en hombros. El móvil sigue sin saberse.

Bolsonaro, de 63 años, sufrió daño intestinal y una hemorragia interna grave, dijo el doctor Luiz Henrique Borsato, uno de los cirujanos que lo operó. Su estado es grave pero estable, y permanecerá en cuidados intensivos entre siete y 10 días, agregó.

El candidato fue transferido el viernes a un hospital en Sao Paulo, la ciudad más grande de Brasil. Frente a la institución sus partidarios cargaron un muñeco inflable de Bolsonaro vestido de traje con una banda que decía “Presidente”.

“Sin importar lo que pienses de él, no se merecía esto”, dijo Mauro Rodrigues, propietario de un negocio de construcción que fue al hospital a apoyar a Bolsonaro. “Definitivamente aumentarán sus oportunidades de ganar la elección porque la gente sentirá más simpatía hacia él”.

Es probable que el ataque tenga un gran impacto en las cuatro semanas restantes de la campaña.

Habrá interrogantes sobre la capacidad física de Bolsonaro de hacer campaña, un factor clave en un país ligeramente más grande que Estados Unidos continental, así como si el ataque le dará un impulso entre los votantes.

“Probablemente no regresará a las calles durante su campaña, así que él no podrá, pero nosotros sí”, dijo su hijo Flavio en un video publicado en Facebook. “Más que nunca cuento con cada uno de ustedes”.

El general retirado Hamilton Mourao, compañero de fórmula de Bolsonaro para la vicepresidencia, les dijo a los reporteros que el candidato “saldrá de este proceso más fuerte de lo que ingresó”.

En esta fotografía difundida por la Policía Militar, Adelio Bispo de Oliveira, sospechoso de apuñalar al aspirante presidencial Jair Bolsonaro, observa tras ser detenido en Juiz de Fora, Brasil, el jueves 6 de septiembre de 2018. (Policía Militar vía AP)

Aproximadamente una docena de candidatos compiten en la elección el 7 de octubre. Si ninguno obtiene la mayoría, habrá una segunda vuelta el 28 del mismo mes.

En un video publicado en la página de Facebook de un senador que lo visitó en el hospital, Bolsonaro agradeció a su equipo médico con voz débil y áspera y afirmó: “nunca le hice daño a nadie”.

Describió que la herida es dolorosa, y dijo que le preocupaba un ataque durante la campaña.

“Me estaba preparando para este tipo de cosas. Uno corre riesgos”, afirmó.

Quien encabeza las encuestas es el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pero actualmente cumple una condena de 12 años por cargos de corrupción y le han prohibido postularse. Bolsonaro está en el segundo puesto y, aunque cuenta con partidarios entusiastas, su tasa de desaprobación es superior a la de cualquier otro de los candidatos principales.

El viernes fue el Día de la Independencia en Brasil, y Bolsonaro había planeado asistir a un desfile militar en Río de Janeiro.

El excapitán retirado del ejército elogia abiertamente la dictadura de Brasil de 1964 a 1985, y desde hace tiempo ha argumentado que el país se encuentra sumido en un caos y necesita una mano firme al frente. Ese mensaje ha tenido una repercusión favorable entre los brasileños, pero sus declaraciones despectivas sobre las mujeres, los negros y los gays también han enajenado a muchos.

El ataque “se convertirá en una disputa entre la izquierda y la derecha”, dijo Mauricio Santoro, profesor de ciencias políticas en la universidad estatal de Río de Janeiro. “Es hora de que todos los candidatos presidenciales hagan una declaración conjunta para detener la agresividad”.

En videos publicados en las redes sociales, Bolsonaro aparece sobre los hombros de un simpatizante mientras ve a la muchedumbre y con el pulgar de la mano izquierda hacia arriba. Repentinamente se contrae y se pierde de vista. Otras grabaciones muestran a sus partidarios llevándolo a un auto y golpeando al supuesto agresor.

El sospechoso, identificado por las autoridades como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, fue arrestado en cuestión de segundos.

El portal de noticias G1 publicó un video grabado con celular, aparentemente obtenido por la policía, del interrogatorio a Oliveira. Sentado en el suelo con las manos esposadas a sus espaldas, se escucha una voz preguntándole quién lo envió a atacar a Bolsonaro.

“No dije que alguien me enviara”, responde Oliveira. “Quien me envió fue Dios desde allá arriba”.

La policía federal dijo que otro sospechoso fue detenido e interrogado. Recuperó su libertad durante la noche, pero seguían investigándolo.

En esta nota:
  • Brasil
  • Sao Paulo
  • Apuñalamiento
  • Jair Bolsonaro