Mundo

Caen 8 policías en operativo criminal en Guatemala

Los policías fueron señalados presuntamente de dar protección a sicarios de la estructura criminal "Los Patrones", y eran responsables de facilitar el traslado de droga a cambio de un beneficio económico

Por  EFE

Caen 8 policías en operativo criminal en Guatemala. | Cortesía

Caen 8 policías en operativo criminal en Guatemala. | Cortesía

Guatemala.-Este sábado fueron detenidos ocho policías en activo que colaboraban con una organización criminal dedicada al sicariato y narcomenudeo en el sur y el occidente del país.

La Policía Nacional Civil de Guatemala informó que tras una serie de allanamientos realizados por agentes de la Subdirección General de Investigación Criminal y la División Especializada en Investigación Criminal, la Policía asestó un golpe a la estructura criminal conocida como "Los Patrones".

Según la portavoz del Ministerio Público (Fiscalía), Julia Barrera, de acuerdo a las pesquisas de los fiscales, cada líder de la estructura "contaba con su punto de distribución de droga", mientras que los elementos policiales "les facilitaban el traslado de la substancia ilícita a cambio de un beneficio económico".

Además, la Fiscalía de Delitos contra la Vida y la Integridad de las Personas agregó que consiguió desarticular la banda de extorsionistas conocida como "Los Mashico, que conseguían información de familiares de víctimas de muertes violentas expuestos en medios de comunicación, para posteriormente comunicarse con las familias y adjudicarse los hechos y extorsionarlos a cambio de no atacarlos.

"Las víctimas colaterales accedían y realizaban distintos depósitos bancarios. Bajo esta modalidad, este grupo, cobró diversas extorsiones que iban desde los 1.000 hasta los 10.000 quetzales (130 dólares hasta los 1.300 dólares, aproximadamente)", explicó Barrera.

Las acciones policiales se realizaron en los departamentos occidentales de Huehuetenango y San Marcos, en el central Guatemala y en el sureño de Escuintla, en donde los elementos policiales fueron recibidos con armas de fuego, declaró a la prensa el portavoz de la entidad armada, Pablo Castillo.

Entre los capturados están los líderes del grupo: Manuel Arturo Salán Solís, alias "El Patrón" y Sonia Haydee Lainez Aguilar, conocida como "La Patrona".

Además, fueron aprehendidos los agentes de la policía identificados como Donil Vinicio Orozco López, apodado "El más Chingon"; además de Pascual Hernández Elías, Nicolás To Chocoy, Hever Saúl Ríos Yancor, Edgar Faustino Yac Coc, Francisco López García, Menfi Nahum López Ortiz y César Israel Juárez Pérez.

La Policía Nacional Civil también detuvo a otros cinco colaboradores de Los Patrones -dos de ellos con órdenes vigentes de aprehensión- y a tres más en "flagrancia", identificados como: Jorge Tomas Minera Jerez, alias Mashico (uno de los líderes); la coordinadora financiera del grupo, Amarilis Alonzo Castillo; y a Juan Carlos Zúñiga.

Además, Pablo Castillo detalló que fueron incautadas tres armas de fuego, una escopeta calibre 12, 5 armas artesanales y "una gran cantidad de teléfonos celulares".

Guatemala sigue siendo considerado uno de los países más violentos del mundo a pesar de que no se desarrolla una guerra convencional y la mayor parte de los crímenes son atribuidos a las pandillas y a grupos del crimen organizado, como el narcotráfico.

Según un informe de la organización humanitaria guatemalteca Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) publicado en 2016, Guatemala registra una media de 22 denuncias diarias por el delito de extorsión, mientras que las sentencias no alcanzan una diaria.

Las víctimas son en un 58,3 por ciento de los casos ciudadanos particulares, mientras que el 29,9 por ciento corresponde a comerciantes y el 9,02 por ciento a transportistas.

Para las autoridades, uno de los bandos que realizan las extorsiones son estructuras organizadas como las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, un ingreso que constituye su principal fuente de financiación y que son coordinadas por sus líderes hasta desde el interior de las cárceles.