Mundo

Canciller brasileño aviva polémica con China generada por hijo de Bolsonaro

El diputado Eduardo Bolsonaro acusó a China de causar la crisis del coronavirus

Por  EFE

El canciller de Brasil, Ernesto Fraga Araujo(Archivo EFE)

El canciller de Brasil, Ernesto Fraga Araujo | Archivo EFE

Río de Janeiro.- El canciller brasileño, Ernesto Araújo, exigió este jueves una retractación del embajador de China en Brasilia por su enérgica reacción a las declaraciones en que un hijo del presidente Jair Bolsonaro acusó a ese país de causar la crisis del coronavirus, y avivó aún más la polémica diplomática.

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, en una inusual y largo mensaje que publicó en sus redes sociales personales, afirmó que la reacción del embajador chino fue "desproporcionada" e "inaceptable", y que el diplomático incluso endosó y compartió en Twitter comentarios ofensivos contra el jefe de Estado de Brasil.

"Ya comuniqué al embajador de China la insatisfacción del Gobierno brasileño con su comportamiento. Esperamos una retractación por sus publicaciones ofensivas al jefe de Estado", afirmó Araújo.

Sobre la polémica generada por el hijo del líder ultraderechista, el canciller aclaró que las críticas del diputado Eduardo Bolsonaro hacia China no reflejan la posición del Gobierno brasileño.

La polémica la inició en la noche del martes Eduardo Bolsonaro que, por las redes sociales, acusó a China de haber generado la crisis que vive el mundo por la propagación del coronavirus.

Según el hijo del mandatario, que ha oficiado como consejero del gobernante en asuntos internacionales y llegó a ser propuesto como embajador de Brasil en Washington, la "dictadura" china "prefirió esconder algo serio que exponerlo temiendo desgaste, pese a que salvaría innumerables vidas. (...) La culpa es de China y la libertad sería la solución".

Al conocer la publicación, el embajador de China en Brasil, Yang Wanming, manifestó igualmente en redes sociales el "repudio" y la "indignación" de China por las declaraciones de Eduardo Bolsonaro y exigió disculpas.

"La parte china repudia vehementemente sus palabras y exige que las retire de inmediato y se disculpe con el pueblo chino. Yo protestaré y expresaré nuestra indignación" ante el ministerio de Exteriores y la Cámara de Diputados, respondió el embajador.

El propio Eduardo Bolsonaro, sin pedir expresamente disculpas, afirmó que su intención no fue "ofender al pueblo chino" y que el embajador no fue capaz de "desconstruir mis argumentos" sobre la responsabilidad de China por no haber divulgado ampliamente las informaciones sobre la pandemia.

Agregó que el diplomático "tan sólo demostró irritación con mi publicación y dirigió equivocadamente sus energías a compartir mensajes ofensivos a la honra de mi familia, esto, sí, un hecho grave y desproporcionado".

Araújo, por su parte, afirmó que Eduardo Bolsonaro en ningún momento ofendió al jefe de Estado de China, por lo que considera que la reacción del embajador fue "desproporcionada" y que "hirió la buena práctica diplomática".

Agregó que conversará con ambas partes para intentar promover un "entendimiento recíproco" y dijo que Brasil "quiere mantener las mejores relaciones con el Gobierno y el pueblo chino", así como promover los negocios y el intercambio comercial.

Según versiones de la prensa brasileña, la polémica generada por Eduardo Bolsonaro generó preocupación entre asesores próximos al jefe de Estado que defienden una mejoría de las relaciones con China, el principal socio comercial de Brasil desde hace varios años e importante fuente de la inversión extranjera en el país.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo