Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Candidato del Tea Party gana primarias en Texas

AUSTIN

Texas, EE.UU. (AP).- Los votantes republicanos parecían listos el martes para impulsar a Texas aún más hacia la derecha al respaldar a favoritos del movimiento Tea Party por encima de candidatos de la corriente principal, descartando al vicegobernador David Dewhurst en favor de un senador estatal que agudizó sus políticas y habilidades de debate cuando fue conductor instigador de programas de radio.

Dan Patrick, que se colocó al frente en la primera ronda de votaciones, derrotó fácilmente a Dewhurst en la segunda vuelta de las primarias, con lo que puso fin a la carrera política de un empresario multimillonario de la energía que es vicegobernador desde 2003. Dewhurst había dicho que esta sería su última campaña.

En momentos en que los demócratas de Texas una vez más no son los favoritos en los comicios de noviembre, muchos candidatos alineados con el Tea Party que ganaron el martes están encaminados a desarrollar una agenda muy conservadora que probablemente incluiría más recortes al gasto público, más derechos relacionados con las armas de fuego, más restricciones al aborto y a la inmigración ilegal.

Las segundas vueltas republicanas del martes definieron las nominaciones de cuatro importantes cargos y casi una decena de escaños en el Congreso estatal.

En la campaña del Partido Republicano para el cargo de procurador general del estado entre dos legisladores texanos, Ken Paxton, respaldado por el Tea Party, superó a Dan Branch, miembro del liderazgo de la Cámara de Representantes.

Sid Miller ganó el cargo de comisionado de Agricultura por encima de su colega legislador Tommy Merritt, a quien acusó de ser demasiado moderado.

Los candidatos respaldados por el Tea Party también han amonestado a la legislatura controlada por los republicanos de ser financieramente imprudente, al tiempo que se comprometieron a reducir los incentivos económicos, que ridiculizan por considerarlos como bienestar corporativo.

Dewhurst gastó cinco millones de dólares de su fortuna personal en un intento desesperado por aferrarse a uno de los cargos más poderosos en el estado. Pero a pesar de algunas diferencias de políticas entre los candidatos, no pudo superar que lo encasillaran como un moderado indeseable en una primaria republicana dominada por intereses del Tea Party.

Patrick arrolló a Dewhurst en la segunda vuelta: los primeros resultados de los comicios mostraron que casi 65% de los electores respaldaron a Patrick.

El vicegobernador preside el Senado estatal. Patrick, que fundó el concilio legislativo del Tea Party, había criticado a Dewhurst de ser demasiado cálido con los demócratas y de no impedir las maniobras obstruccionistas de la senadora estatal demócrata Wendy Davis sobre una medida de 2013 que restringía el aborto, que atrajeron la atención nacional e impulsaron su postulación a la gobernación.

Ahora Patrick avanza a las elecciones de noviembre, donde se medirá frente a la demócrata Leticia Van de Putte, senadora estatal de San Antonio.

Por su parte, los demócratas nominaron a David Alameel, que solía hacer importantes donativos a los republicanos, por encima de Kesha Rogers para un escaño en el Senado federal. El Partido Demócrata imploró a los votantes que no respaldaran a Rogers, que desea promover un juicio político al presidente Barack Obama.

Ahora Alameel enfrenta al senador republicano John Cornyn, que es fuerte favorito para ganar su tercer período en noviembre.