Mundo

Cárcel a dos hombres por apuñalar a una oveja en Auschwitz

Dos hombres fueron condenados a prisión por haber apuñalado 15 veces a una oveja en un "performance artístico" en el campo de Auschwitz

Por  AP y Raúl Durán

A manera de protesta por la guerra en Siria y Ucrania, los hombres apuñalaron 15 veces a una oveja a las puertas de Auschwitz.(AP)

A manera de protesta por la guerra en Siria y Ucrania, los hombres apuñalaron 15 veces a una oveja a las puertas de Auschwitz. | AP

Varsovia, Polonia.- Un día frío de marzo en 2017, un grupo de jóvenes en la entrada del campo de concentración nazi de Auschwitz se desnudaron y se encadenaron juntos en la famosa puerta "Arbeit Mach Frei" (El trabajo te libera) mientras un hombre apuñalaba el cuerpo de una oveja una y otra vez.

Los dos organizadores del montaje, entre ellos el que asesinó a la oveja, describieron el acto como un "performance artístico" en protesta contra las guerras en Ucrania y Siria. Pero los jueces polacos han tomado otra visión, viéndolo como un acto crueldad animal y la profanación del sitio memorial donde las fuerzas de la Alemania Nazi asesinaron alrededor de 1.1 millones de personas.

La Corte del Distrito en Cracovia confirmó el martes que el hombre que asesinó la oveja, Adam Bialiatski, fue sentenciado hace una semana a un año en prisión, mientras que el segundo hombre, Mikita Valadzko, recibió una condena de ocho meses. Los otros nueve participantes tuvieron que pagar fianzas. 

La decisión vino el pasado 21 de mayo luego de que ambos sujetos apelaran a condenas anteriores, y es final.

Adam Bialiatski y Miki Valadzko, organizadores del performance, fueron condenados a un año y ocho meses de cárcel, respectivamente. Foto: AP

Bialiatski es el hijo del activista defensor de los derechos humanos, Ales Bialiatski, encarcelado por promover la democracia en la autocracia de Bielorrusia. Se ha negado a comentar sobre el caso de su hijo, mientras que este evadió preguntas sobre cómo su padre se sentía respecto a este provocativo acto de activismo.

"Nuestros hermanos y hermanas ucranianos siguen muriendo", dijo Bialiatski a The Associated Press el año pasado en una entrevista. 

Pensamos que si hacíamos este performance artístico en un lugar como Auschwitz, llamaríamos la atención sobre la guerra.

Durante su performance, colocaron una pancarta que decía "Amor" en la puerta con la notoria inscripción Nazi "Arbeit Macht Frei" (El trabajo te hará libre). Un grupo de hombres y mujeres -seis polacos, cuatro bielorrusos y un alemán- fueron encadenados juntos en el frío atroz mientras cantaban la plegaria "Amo a toda la gente, amo a nuestro planeta, no tengo enemigos".

Turistas en el campo de concentración de Auschwitz. Foto: AP

Cuando los hombres fueron detendos en 2018, el juez Bozena Holecka dijo que una autopsia realizada a la oveja reveló que fue apuñalada 15 veces y que ninguna criatura, humana o animal, debería perder la vida en un lugar así.

¿Cómo pueden protestar contra la violencia con violencia?", llegó a decirles.

Las fuerzas de la Alemania Nazi asesinaron alrededor de 1.1 millones de personas, la mayor parte de ellas judías, en el complejo de Auschwitz-Birkenau durante la ocupación de Polonia en la Segunda Guerra Mundial.

Auschwitz y otros campos de concentración Nazi poseen hoy un icónico estatuto que los artistas han usado para plantear puntos filosóficos, o simplemente apantallar.

Alrededor de 1.1 millones de personas fueron asesinadas en Auschwitz. Foto: AP

En 2006, un artista performático español llamado Santiago Sierra, convirtió una sinagoga en una cámara de gas en Alemania, asegurando que él quería dar a la gente un sentido del Holocausto, algo que sólo enfureció a la comunidad judía.

El artista polaco Zbigniew Libera usó en 1996 piezas de LEGO para construir un campo de concentración, provocando indignación, aunque su trabajo es mostrado hoy en diversos museos alrededor del mundo.

Otro artista polaco, Artur Zmijewski, creó una instalación de video en 1999 mostrando hombres y mujeres desnudos jugando a perseguirse en una de las cámaras de gas del campo Stuffhof, en Alemania.

El director del museo estatal de Auschwitz, Piotr Cywinski, dijo en relación al performance de la oveja asesinada que el sitio "no es un escenario de teatro o un salón de conciertos. No es un espacio donde puedes hacer lo que te plazca".