Selecciona tu región
Mundo

"Cedí a un deseo que no era mío", Karla tiene una hija de 10 años y se "arrepiente" de ser madre

Karla, una madre de una niña de 10 años, reveló que ella no quería ser madre, cedió a un deseo que su esposo quería,  ella sintió frustración y que la vida se le acababa cuando dio a luz

Por Valeria Estrada

-

Brasil.- Karla, madre de una niña de 10 años, confesó que no está feliz con la maternidad, además de que cedió hacerlo para complacer a su esposo que sí deseaba ser padre, ante eso la mujer inició el movimiento "Madre Arrepentida", el cual busca liberar la voz de las mamás que no son felices como tales, que sufren y sienten culpa por la maternidad.

La historia de Karla se ha vuelto viral en redes sociales, ya que en su testimonio dice que odia lo que se dictamina en el deber de ser y hacer de las madres, siendo duramente criticadas por muchos, en especial hombres, y apoyada por otros que entienden su situación.

La mujer contó que ella decidió ser mamá porque su esposo deseaba ser padre, por lo que se preparó para hacerlo, sin embargo, cuando dio a luz se sintió mal, pero eso no quiere decir que no quiera a su hija, la ama, pero la idea romántica de la maternidad no le gusta.

Leer más: Niña escapa de pedófilo y la policía la regresa con sus papás, ellos la vendieron

Desde el primer momento en que se convirtió en madre quería retroceder el tiempo, ella sufrió de psicosis posparto.

¿Qué es ser madre para Karla?

Karla confesó que ser madre es perder la noción del tiempo, cerrarse al mundo para convertirte en un cuidados excesivo, "lleve un cuaderno en el que anotaba cuantos minutos amamantaba a mi hija de cada pecho", ella sentía "los síntomas de arrepentimiento materno", las cuales, de acuerdo a su testimonio, son la frustración, la sensación de que la vida se te acaba, abandono, desanimó para desarrollar nuevos proyectos.

Deje de aceptar trabajos para ser una excelente madre, por la culpa", comenta Karla.

En su historia revela que tardó diez años para "salir del armario, en asumirme como una madre arrepentida", y cuando lo hizo pensó que sería la única, pero no fue así, conoció a otras mujeres que se encuentran en la misma situación.

Desde que se casó no quería ser madre, durante un viaje a la India tuvo una visión de que tendría un hijo por lo que decidió ceder al deseo de su pareja de convertirse en padre, por lo que planeó todo durante dos años, pero a pesar de eso no podía con lo mal que se sentía.

Cedí a un deseo que no era mío"

La maternidad implica todo un cuidado con la higiene, la formación de un ciudadano, un estudio de psicología para entender cada fase del desarrollo, además del dinero para pagar todos los gastos del niño", comentó.

Para Karla la maternidad es una empresa de alto riesgo, sin reconocimiento y sin retorno. También reveló que su familia es muy religiosa, por lo que nunca habría abortado en esa época, cuando se embarazó.

A pesar de todo, Karla menciona que su hija Flor "es una persona increíble, una historia de éxito porque es una chica obediente, buena gente, que tiene valores y la quiero".

Movimiento Madre Arrepentida

En 2017 Karla se unió con varias amigas para hablar del tema, ahí fue cuando se dio cuenta que hay muchas mujeres en su situación, por lo que decidió formar la asociación "Madre Arrepentida".

Leer más: Localizan auto en que fueron raptados los hermanos González Moreno en Jalisco

Este movimiento ha sido mal visto por muchas personas, en especial hombres, quienes le han hecho malos comentarios, ella busca crear un espacio donde las mujeres en la misma situación se desahoguen, así como advertir a las mujeres que aún no han tenido hijos y las que están pensando en tenerlo, que es en realidad la maternidad.

Síguenos en
Más sobre este tema