Mundo

Celebran en todo el mundo a San Antonio, el santo del amor

El 13 de junio se celebra en el mundo el día de San Antonio de Padua

Por  Rigel Lopez

San Antonio de Padua(Cortesía)

San Antonio de Padua | Cortesía

Este 13 de junio la iglesia celebra a San Antonio de Padua, quien es uno de los santos más conocidos y venerados en el mundo, ya que por tradición, se le invoca para encontrar objetos perdidos. 

San Antonio nació en Portugal en el año de 1195, parte de una familia de la nobleza, desde niño se consagró a la Santísima Virgen. Durante su juventud fue atacado por las pasiones sensuales, y fue con la ayuda de Dios que encontró su fortaleza durante sus visitas al Santísimo. 

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Fue a inicios de 1221 que San Antonio fue admitido en los franciscanos, lo que lo llevó a participar en Asís del capítulo general de orden durante ese año. Posteriormente fue enviado a predicar en distintas ciudades, con lo cual tuvo gran éxito en la conversión de los herejes.  

Las personas buscaban estar cerca de él y algunos hasta se atrevían a arrancarle pedazos de su hábito. A San Antonio se le asignó un grupo de hombres para que lo protegieran después de los sermones, había ocasiones en las que predicaba en plazas y mercados. Solo su presencia bastaba para que los pecadores cayesen de rodillas a sus pies. 

Hoy es el día de San Antonio de Padua, también se le conoce como San Antonio de Lisboa. La devoción que tiene este santo es popular, incluso lo llaman el Santo de los Milagros. Además es protector de las mujeres estériles, los pobres, los viajeros, los panaderos y los albañiles. 

Sus últimos días 

San Antonio se trasladó a Padua, pues ahí trabajó anteriormente. Denunció y combatió el vicio de la usura; aunque poco a poco la salud de San Antonio se fue deteriorando, por lo que se retiró a descansar en los bosques. Al sentir que su vida estaba llegando a su término, pidió regresar a Padua, pero desafortunadamente solo alcanzó a llegar hasta los límites de la ciudad. 

El 13 de junio de 1231, San Antonio recibió los últimos sacramentos, ahí entonó un canto a la virgen y antes de partir a la Casa del Padre, comentó sonriente: “Veo venir a Nuestro Señor”. Y sin que haya transcurrido un año de su fallecimiento, el Papa Gregorio IX lo canonizó

Una prueba de fe 

Un hombre decidió retar a San Antonio, le dijo que probara que Jesús se encontraba en la Eucaristía, dejó sin comer tres días a su mula, después llevó al templo al animal y le mostró pasto fresco, pero pese a haber pasado hambre la mula prefirió ir con el Santo que se encontraba al lado con una hostia consagrada y se arrodilló. 

Los objetos perdidos

San Antonio es un santo al que se le invoca para encontrar objetos perdidos, quizá porque un día un novicio huyó del convento con un salterio que el mismo santo usaba. San Antonio oró para recuperar su libro y el novicio se topó a una aparición terrible y amenazante que lo obligó a regresar todo lo robado. 

También se dice que en una ocasión mientras San Antonio oraba, se le apareció el niño Jesús y lo sostuvo en sus brazos. Muchos de los fieles seguidores acuden a San Antonio para que pueda interceder en encontrar a un buen esposo o esposa.

Te podría interesar: 

Papa Francisco lamenta que el Covid-19 causa "muchas víctimas" en América Latina

Pide el Papa suspensión de todas las guerras

AMLO asegura que opositores lo han acusado con el Papa Francisco

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo