Mundo

Charlie Hebdo lanza portada sobre incendio de Notre Dame y desata polémica

La revista satírica francesa Charlie Hebdo lanzó su nueva portada sobre el incendio de Notre Dame y los comentarios no se han hecho esperar

Por  Raúl Durán

Esta es la nueva portada de Charlie Hebdo.(Charlie Hebdo)

Esta es la nueva portada de Charlie Hebdo. | Charlie Hebdo

La revista satírica francesa Charlie Hebdo ha publicado este martes su edición semanal con una portada alusiva al incendio que destruyó parte de la catedral de Notre Dame de París, conmocionando al mundo por tratarse de un edificio de gran valor histórico y artístico, símbolo de la Francia Medieval. Y como suele suceder con esta revista, la polémica en torno a la portada no se ha hecho esperar.

La portada la acapara una caricatura del presidente francés Emmanuel Macron, que por cabello surgen las torres de la catedran y las llamas devorándola.

Junto al rostro de Macron se lee la palabra "reformas", así como una un globo con la frase "comienzo por la estructura".

La polémica revista subraya que excepcionalmente su nuevo número estará disponible desde este martes en su edición digital y en 50 quioscos parisinos.

Esta portada hace referencia al hecho de que el presidente Macron transmitiría este lunes en televisión un comunicado para anunciar medidas que intentarían atender la crisis en torno a las manifestaciones de los "chalecos amarillos", que llevan casi medio año manifestándose con frecuentes desbordes violentos.

Sin embargo, el siniestro ocurrido en Notre Dame ocasionó que pospusiera la transmisión que podría tener lugar hoy martes.

Como suele pasar con las portadas de Charlie Hebdo, al poco tiempo surgieron comentarios en todo el mundo dando su opinión. Mientras que algunos usuarios se mostraron ofendidos o incluso consideraron que la revista podía "hacerlo mejor", la mayoría consideró esta una gran portada digna de la clásica sátira política que caracteriza a Charlie Hebdo.

Tras varias horas, el incendio logró ser apagado con la ayuda de cientos de bomberos. Por fortuna, la estructura y la fachada principal de la catedral se salvaron. 

Foto: AP

Sin embargo, los daños son numerosos. Entre ellos figuran: la aguja de la catedral, hundida
apenas una hora después de iniciado el siniestro; el transepto norte y el crucero norte del templo; tres reliquias, entre ellas la que se considera una de las 70 espinas de la corona de Cristo; una torre construida en el siglo XIX; alrededor de mil metros cuadrados pertenecientes a la cubierta, así como uno de los tres vitrales principales construidos en el siglo XIII.

Foto: AP