Mundo

Chile rechaza extraditar a EEUU a poderoso magnate por venta de armas a Irak

Estados Unidos acusa al exfabricante de armas Carlos Cardoen de importar a Chile el mineral estratégico para fabricar bombas de racimo y vendérselas hasta 1991 al régimen de Saddam Hussein, del que fue uno de sus principales proveedores de armas

Por  EFE

El exfabricante de armas Carlos Cardoen(Archivo AFP)

El exfabricante de armas Carlos Cardoen | Archivo AFP

Santiago de Chile.- La Corte Suprema de Chile rechazó este lunes por unanimidad la extradición a Estados Unidos del exfabricante de armas Carlos Cardoen, acusado por el país norteamericano de exportación ilegal de circonio a Irak en la década de 1980 y falsedad documental.

El máximo tribunal confirmó así la sentencia a favor del multimillonario dictada el pasado marzo por un juzgado chileno, que estableció que los antecedentes aportados por EE.UU. "no son suficientes" para dar trámite a la extradición.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal estableció que en la especie no se cumplen con los requisitos de tipicidad del delito y doble incriminación", informó este lunes el Supremo.

Sobre Cardoen, un septuagenario empresario que ha desarrollado inversiones en los sectores metalúrgico, químico, agroindustrial y turístico, pesa desde 1993 una orden de detención internacional emitida por Estados Unidos, que le ha impedido varias veces salir del país.

Washington le acusa de importar a Chile este mineral estratégico para fabricar bombas de racimo y vendérselas hasta 1991 al régimen de Saddam Hussein, del que fue uno de sus principales proveedores de armas.

"El Tratado suscrito entre Chile y Estados Unidos (...) establece que la extradición no será procedente cuando la prescripción haya operado con arreglo a la legislación del país requerido", agregó la sentencia del máximo tribunal.

Luego de que el proceso estuviera paralizado durante años, el Departamento de Justicia de Estados Unidos envió en marzo de 2019 una solicitud formal para la detención del empresario, que se declara inocente y defiende que las armas fueron vendidas a Irak bajo el conocimiento y consentimiento de las autoridades norteamericanas.

El giro en la relación entre Estados Unidos y Cardone ocurrió supuestamente cuando Hussein invadió Kuwait (1990) y empezó a ser considerado un líder no grato por el Gobierno estadounidense.

El chileno fue además uno de los principales abastecedores de armas del mercado interno durante el período en que Estados Unidos impuso la enmienda Kennedy, que impidió la venta internacional de armas a Chile durante casi 20 años a raíz de las violaciones a los derechos humanos de la dictadura (1973-1990).

En 1986, y tras una explosión en la fábrica de bombas de racimo que el empresario tenía en la ciudad norteña de Iquique, donde murieron 29 trabajadores, cerró esta planta y la trasladó a Irak, donde finalmente la abandonó durante la Guerra del Golfo.

Desde entonces, Cardone se ha dedicado a la promoción de su región natal, en el valle de Colchagua y conocida por su poderosa industria vinícola. 

También te puede interesar:

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo