Mundo

China aísla ciudades enteras para contener brote de Coronavirus

Con extensos controles sociales, en China pretenden que el nuevo virus no se siga expandiendo

Por  AP

Trabajadores médicos atienden a un paciente en el Hospital Zhongnan, en Wuhan, China.(Xinhua vía AP)

Trabajadores médicos atienden a un paciente en el Hospital Zhongnan, en Wuhan, China. | Xinhua vía AP

Beijing, China.- Impedir el acceso a ciudades enteras con millones de habitantes para contener el brote de un nuevo virus es una medida que pocos países considerarían, pero en China es posible gracias a los extensos controles sociales del Partido Comunista y por la experiencia de combatir el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés) que ocurrió entre 2002 y 2003.

Las ciudades afectadas

La primera ciudad que fue aislada fue Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus y con una población de 11 millones de personas. Posteriormente, se bloqueó el acceso a las ciudades vecinas en la provincia central de Hubei, incluidas Huanggang, con 7 millones de habitantes; Ezhou, Chibi, Qianjiang, Zhijiang, Jingmen, Xiantao, Xiaogan, y Huangshi. Su población combinada es de 33 millones de personas.

¿Qué se ha suspendido?

Los servicios de transporte en tren, avión, autobuses para distancias largas y ferrys fueron suspendidos. Generalmente, Wuhan es uno de los aeropuertos más transitados de China, con unos 600 vuelos programados a diario. El servicio de autobús municipal y de metro también fue detenido. Los automóviles y camionetas eran revisados en controles de carretera en las afueras de las ciudades y muchos eran regresados. Los cines, parques de diversiones y otros sitios públicos recibieron órdenes de cerrar.

¿Cómo se aplica el aislamiento?

La mayoría de los residentes parecen cooperar con las peticiones de las autoridades para permanecer en casa y evitar propagar el virus. Si eso falla, el Partido Comunista tiene uno de los sistemas más amplios de vigilancia y de controles sociales. Las ciudades están repletas de cámaras de video y el partido gobernante ha desarrollado sistemas para vigilar al público y monitorear el uso del internet.

Pasajeros usan máscara facial en el Aeropuerto Internacional Capital de Beijing. Foto: AP

¿Es la estrategia correcta?

Poner en cuarentena a ciudades enteras podría parecer una medida drástica, pero va en la “dirección correcta” para manejar un virus del que no se conoce su tratamiento, comentó Joseph Kwan, especialista de control de enfermedades en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong. Suspender las operaciones de autobuses y metros para mantener a la gente en sus hogares reducirá el riesgo de que se propague el virus, añadió.

Las lecciones que dejó el SARS

El partido gobernante fue criticado por su lenta y ambigua respuesta al surgimiento de una enfermedad misteriosa en 2002-2003 que posteriormente se conoció como síndrome respiratorio agudo grave. La negativa de las autoridades a divulgar detalles creó pánico y provocó que la gente llenara los trenes para salir de Beijing y otras ciudades, posiblemente propagando el virus.

Eventualmente, el partido movilizó una enorme respuesta, incluida la construcción de un hospital para manejar el brote, pero ello tardó meses en comenzar a funcionar. El virus se propagó desde China a una decena de países y mató a 800 personas.

China construye hospital especial para personas infectadas. Foto: AP

El efecto público

Los precios de los alimentos en Wuhan aumentaron debido a que los consumidores vaciaron los estantes de las tiendas para abastecerse de verduras, arroz y otros suministros. Los médicos de un hospital publicaron solicitudes en internet pidiendo material médico porque se les empezaba a acabar. Los camiones con verduras, arroz y otros suministros pudieron ingresar a Wuhan para aminorar la crisis.

Consumidores vaciaron las tiendas para abastecerse de alimentos. Foto: AP

Las medidas implementadas en otras ciudades

A nivel nacional, las autoridades cancelaron las ferias en templos y otros eventos públicos relacionados con el Año Nuevo Lunar, que comenzó el viernes. Los empleados del servicio de metro y autobús en la capital Beijing recibieron mascarillas, guantes y desinfectante para manos, así como órdenes buscar signos de fiebre entre sí.

El gobierno de la ciudad dijo que los trenes y autobuses serían desinfectados todos los días. El principal aeropuerto de Beijing, el segundo más transitado del mundo, montó una zona aparte para vuelos procedentes de Wuhan con sus propias instalaciones para pasajeros y equipaje, informó un comunicado emitido por la ciudad que agregó que las medidas de desinfección en el aeropuerto aumentarían.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo