Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

China encarcela a funcionario de hospital involucrado en venta de bebés

WEINAN

SHAANXI.-Un funcionario de un hospital chino involucrado en un caso de tráfico de bebés ha sido condenado a un año de prisión por negligencia en el cumplimiento del deber, anunció hoy viernes un tribunal.

El Tribunal Popular del Distrito de Linwei de la ciudad de Weinan, en la provincia noroccidental china de Shaanxi, entregó el veredicto a Si Xin, ex administrador de las salas de parto del Hospital de Asistencia de Salud Materna e Infantil, situado en el distrito de Fuping de Weinan, en una audiencia pública.

También fueron condenadas otras tres personas involucradas en el caso.

Wang Li, ex presidente del hospital, no fue sancionado. El ex director del departamento de obstetricia, Gao Wenping, fue condenado a un año de prisión con dos años de suspensión de la ejecución. El ex vicepresidente del hospital, Yao Junmin, fue castigado con seis meses de prisión con un año de suspensión.

El 14 de enero, la principal acusada, Zhang Shuxia, ginecóloga del hospital, fue sentenciada a muerte con dos años de suspensión de la ejecución por la venta de los bebés a traficantes de personas.

Zhang fue encontrada culpable de la venta de siete bebés, uno de ellos murió más tarde, después de convencer a sus padres de que renunciaran a sus recién nacidos "enfermos".

El caso indignó a la opinión pública por el tráfico de bebés y la ética profesional de los trabajadores de salud pública después de que los crímenes de Zhang se desvelaran en julio del año pasado, cuando una madre, de apellido Dong, sospechó que su recién nacido había sido secuestrado. Ella denunció el incidente a la policía.

Zhang persuadió a Dong y su esposo a renunciar a su vástago después de mentirles diciendo que el niño padecía una enfermedad congénita. El 5 de agosto, se encontró al bebé en la vecina provincia de Henan.

Dos gemelas también fueron rescatadas de las provincias vecinas de Shanxi y Shandong, en el este de China, el 10 de agosto después de que su madre, de apellido Wang, contactase con la policía en Fuping.

En menos de un mes tras desvelar el escándalo, la policía recibió informes de 55 casos de tráfico con niños similares, que incluyen 26 en los que Zhang estuvo supuestamente involucrada. Las investigaciones policiales encontraron pruebas en seis de los 26 casos.

Tras el escándalo, el gobernador adjunto del distrito, el director y el subdirector del buró de salud pública del distrito fueron destituidos de sus cargos.