Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

China prohíbe el Ramadán en el norte musulmán

BEIJING

Beijing, (AP).- Estudiantes y funcionarios públicos de la provincia musulmana de Xinjiang han recibido la orden de no ayunar durante el mes santo del Ramadán, debido al operativo de seguridad que tras un atentado mortal está llevado a cabo China en esta provincia del noroeste del país.

En varios comunicados emitidos en los últimos días en las páginas web de las escuelas, las agencias gubernamentales y las organizaciones locales del partido de la región de Xinjiang, se explica que la prohibición tiene por objeto proteger el bienestar de los estudiantes y prevenir el uso de escuelas y oficinas de gobierno para promover la religión.

Según declaraciones de varias organizaciones del partido publicadas en sus cibersitios, los miembros del partido en el gobierno, oficialmente ateos, también deben evitar el ayuno.

"Ningún maestro podrá participar en actividades religiosas, inculcar en los alumnos pensamientos religiosos o coaccionar a los estudiantes en actividades religiosas ", explicó un comunicado publicado en la página web de la Escuela de Grado Número 3 en el condado de Ruoqiang en Xinjiang. Similares prohibiciones se impusieron en el pasado durante el mes de ayuno de Ramadán, que comenzó al caer el sol el pasado sábado.

Pero este año la prohibición es particularmente sensible dado que Xinjiang vive bajo fuertes medidas de seguridad tras una serie de ataques que el gobierno atribuye a musulmanes extremistas con vínculos terroristas en el extranjero.

La violencia ha aumentado en los últimos años en Xinjiang. El partido en el gobierno culpa a los extremistas violentos que asegura quieren la independencia, mientras que los miembros de la etnia uigur de la región se quejan de que la discriminación y las restricciones a su religión, como la prohibición de llevar a los niños a las mezquitas, están alimentando el enojo hacia la etnia mayoritaria, los chinos han.

En un ataque producido el 22 de mayo murieron 43 personas en un mercado de verduras de la capital de la región, Urumqi, cuando cuatro individuos, que también murieron, lanzaron bombas sobre la gente.

El 22 de junio la policía de Kashgar, en el extremo oeste, dijo que habían matado a 13 asaltantes que entraron en una comisaría haciendo estallar explosivos e hiriendo a tres agentes. Las autoridades también han culpado a los extremistas musulmanes de otros dos ataques, uno en la estación de tren de Urumqi y otro en el suroeste de China.