Selecciona tu región
Mundo

Choques en la abarrotada frontera de Turquía y Grecia

La crisis coincide con una ofensiva del gobierno sirio respaldada por Rusia sobre la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, donde combaten tropas turcas

Por AP

-

KASTANIES, Grecia (AP) — Las autoridades griegas emplearon gas lacrimógeno y granadas aturdidoras el miércoles por la mañana para rechazar un intento de migrantes de cruzar la frontera terrestre desde Turquía, mientras continuaba la presión en su frontera después de que Turquía dijera que abría su lado de la cerca a todo el que quisiera cruzar a Europa.

Los choques se produjeron cerca del pueblo fronterizo de Kastanies, junto a una cerca que cubría buena parte de la linde no señalada por el río Evros.

Turquía cumplió la semana pasada su amenaza de abrir sus fronteras a Europa. La decisión del presidente, Recep Tayyip Erdogan, provocó días de choques violentos y escenas de caos en la frontera terrestre, donde se han congregado miles de migrantes y refugiados.

Cientos de personas han navegado desde la costa turca a las islas griegas en endebles embarcaciones. Un niño murió esta semana cuando la lancha de goma en la que viajaba naufragó en la costa de la isla griega de Lesbos.

Atenas calificó la situación de amenaza directa a la seguridad nacional y ha impuesto medidas de emergencia para hacer deportaciones rápidas y congelar las solicitudes de asilo durante un mes. Varios migrantes dijeron haber sido devueltos a Turquía inmediatamente tras cruzar la frontera.

La crisis coincide con una ofensiva del gobierno sirio respaldada por Rusia sobre la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, donde combaten tropas turcas.

La campaña siria ha matado a decenas de soldados turcos y desplazado a casi un millón de civiles sirios hacia la blindada frontera turca. Sin embargo, Oleg Zhuravlev, responsable del centro de coordinación militar ruso en Siria, dijo el martes que las afirmaciones sobre una crisis humanitaria en Idlib eran falsas.

Zhuravlev dijo que las autoridades turcas estaban “pastoreando” a unos 130.000 refugiados, que estaban en campos temporales cerca de la frontera entre Turquía y Siria, hacia la frontera con Grecia.

Síguenos en

Temas