Mundo

Científicos enseñan a las ratas a conducir autos pequeños

En asombrosos videos del experimento, se puede ver a las ratas no solo conduciendo en línea recta, sino que retrocediendo

Por  El Debate

Científicos enseñan a las ratas a conducir autos pequeños(Pixabay)

Científicos enseñan a las ratas a conducir autos pequeños | Pixabay

Virginia.- Las ratas han dominado el arte de conducir: tomar pequeños automóviles del tamaño de roedores para ir de paseo en un experimento de laboratorio en la Universidad de Richmond.

Las ratas fueron entrenadas para conducir los minúsculos automóviles con pedazos de cereal Froot Loops, agarrando un par de manubrios con sus patas y conduciendo el automóvil de plástico hacia la izquierda o hacia la derecha, según un informe de New Scientist publicado el martes.

En asombrosos videos del experimento, se puede ver a las ratas no solo conduciendo en línea recta, sino que retrocediendo y haciendo giros en U para asegurar el dulce regalo, lo que sugiere que las ratas son más inteligentes de lo que se creía anteriormente, dijeron los científicos.

A los 17 roedores machos y hembras se les enseñó a mejorar sus habilidades de conducción, y los científicos colocaron las recompensas en puntos cada vez más alejados de la caja.

Aprendieron a navegar el automóvil de maneras únicas y se involucraron en patrones de dirección que nunca habían usado para llegar finalmente a la recompensa, dijo la investigadora Kelly Lambert a New Scientist.

El estudio también encontró que las ratas se estresaron menos a medida que avanzaba el experimento, lo que sugiere que, como los humanos, obtienen la misma satisfacción que nosotros cuando perfeccionamos una nueva habilidad.

Creo que las ratas son más inteligentes de lo que la mayoría de la gente percibe que son, y que la mayoría de los animales son más inteligentes de maneras únicas de lo que pensamos, dijo Lambert.

Estudio comprueba que las ratas aprenden a jugar a las escondidas

El escondite es un juego al que casi todo el mundo ha jugado, pero lo que representa una novedad es hacerlo con una rata. Expertos de la Universidad Humboldt de Zúrich han enseñado a estos roedores a jugar y, según parece, se les da bien tanto ocultarse como buscar.

El estudio que publicó este jueves en la revista Science presenta un novedoso paradigma para el estudio de la neurobiología del comportamiento lúdico de los animales, indicó.

Las ratas que aprendieron este juego infantil no recibían como premio alimento, sino que los expertos las recompensaban interactuando con ellas de forma divertida, como haciéndoles cosquillas o con caricias.

Pixabay

Los científicos enseñaron a las ratas una versión simplificada del escondite adaptada a una versión entre roedores y humanos y bastaron unas semanas para que fueran capaces de jugar, tanto a esconderse como a buscar, “desempeñando cada uno de ellos con un elevado nivel de competencia”, agrega la nota.

Cuando las ratas tenían que encontrar a un humano, lo hacían sin detenerse hasta dar con su escondrijo, mientras que cuando era su turno para esconderse permanecían quietas hasta ser descubiertas, explicó la firmante principal del estudio, Annika Reinhold.