Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Colombia: acusan a mayor de policía de homicidio

BOGOTA

Colombia .- Un mayor en retiro de la policía colombiana fue acusado por la Fiscalía del asesinato 20 años atrás de un conductor de autobús, en una causa en la que también está siendo investigado un hermano del expresidente Álvaro Uribe, se informó el viernes oficialmente.

La acusación contra el mayor en retiro Juan Carlos Meneses está relacionada con el asesinato en febrero de 1994 del conductor Camilo Barrientos Durán en el municipio de Yarumal, departamento de Antioquia y a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Según un comunicado de prensa de la Fiscalía, el homicidio de Barrientos "se presentó porque varios miembros de la policía tendrían en la época del crimen una lista de personas susceptibles de ser asesinadas".

El reporte oficial indicó que "la decisión del ente acusador se tomó porque el entonces comandante de la policía en Yarumal (Meneses) habría participado en el homicidio junto con otros miembros de la policía y, de acuerdo con la misma declaración de Meneses, con la colaboración de Santiago Uribe, hermano del expresidente... Álvaro Uribe".

Santiago Uribe siempre se ha mostrado ajeno a tales acusaciones y se ha declarado inocente. Sin embargo, en octubre del año pasado fue interrogado formalmente y se espera que en los próximos días la Fiscalía defina su situación jurídica, esto es, si lo envía a prisión o si se abstiene de afectarlo con una medida de detención preventiva.

Según la Fiscalía, en el mismo documento se pidió iniciar los trámites para que Venezuela extradite a Meneses, actualmente prófugo de la justicia.

El documento dice que "Meneses y el agente Alexánder de Jesús Amaya Vargas recibieron a Barrientos y otros ciudadanos en el comando de la policía y les aseguraron que los protegerían, para después ellos mismos proceder a eliminarlo y finalmente acudir a éste para tomarle fotografías y después presumir de su perversa capacidad de asesinar".

Según el ente investigador, "el crimen de Barrientos hizo parte de la estrategia establecida por un grupo de personas, conocidas posteriormente en el mundo del crimen como Los Doce Apóstoles, que emplearon sus influencias para que la policía les colaborara en la campaña de eliminar a varios ciudadanos a los que consideraban miembros de la guerrilla".

El 24 de mayo de 2010, en entrevista con The Associated Press, Meneses dijo que supo de las actividades ilegales de Santiago Uribe porque él mismo recibió pagos mensuales por ser permisivo con el accionar del grupo ilegal.

"Yo lo único que hacía era colaborarle al grupo y a Santiago, pero yo nunca participé... mi función era colaborarles" al dejar operar a los paramilitares, comentó el otrora policía.

Meneses contó que en 1994 llegó como comandante de la policía a Yarumal y conoció a Santiago Uribe, quien era uno de los copropietarios de una finca. Manifestó que a cambio de un pago mensual de entre 600 y 750 dólares, Santiago Uribe le pidió que colaborara con un grupo paramilitar que él tenía en la zona y que se dedicaba a asesinar a atracadores, consumidores de drogas y cuatreros. Reveló que el grupo fue conocido como un escuadrón de la muerte con el nombre de "Los 12 Apóstoles", a los que se imputan más de 50 asesinatos.

En 2004 Meneses solicitó el retiro voluntario de la policía.

El expresidente Uribe (2002-2010) se refirió sólo una vez a la situación de su hermano a través de su cuenta de Twitter. "Citan a indagatoria a mi hermano después que abogado (del alcalde de Bogotá Gustavo) Petro dijo que Fiscalía no procedía por mis influencias", publicó.