Mundo

Colombia registra ingresos ilegales pese a cierre frontera

En toda Latinoamérica hay a más de 16.000 infectados y más de 400 fallecidos por el coronavirus

Por  AP

Moscoso lanzó recientemente un programa llamado Menú Solidario para alimentar a las personas necesitadas durante el brote de coronavirus. (AP Foto / Fernando Vergara)

Moscoso lanzó recientemente un programa llamado Menú Solidario para alimentar a las personas necesitadas durante el brote de coronavirus. (AP Foto / Fernando Vergara)

BOGOTÁ (AP) — El gobernador del departamento colombiano de Nariño manifestó el miércoles su preocupación por el ingreso ilegal de unos 3.000 venezolanos y ecuatorianos desde Ecuador pese a que desde hace tres semanas está cerrada la frontera con ese país debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

El gobernador Jhon Rojas dijo a The Associated Press que la víspera hizo un sobrevuelo sobre la zona y se reunió con las autoridades ecuatorianas para buscar una solución.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Por su parte, el general Jorge Hoyos, comandante del ejército en la zona, señaló que debido a ese flujo migratorio registrado en la última semana hubo que reforzar la vigilancia con 500 hombres y sobrevuelos de la Fuerza Aérea.

Según las autoridades sanitarias en el país hay 1.065 contagiados y 17 fallecidos.

En tanto, una turista británica de 85 años infectada, que estuvo 24 días en cuidados intensivos en Cartagena, al norte del país, fue dada de alta. La mujer es uno de los 31 pacientes que se han recuperado de la enfermedad en Colombia.

Jorge Vargas, director de Seguridad Ciudadana de la policía, informó que durante los primeros días de la cuarentena obligatoria los homicidios se redujeron un 53%. En tanto, Medicina Legal informó que también decrecieron los casos de violencia familiar en un 16%.

Perú anunció por su parte que sumó 30 muertos y 1.323 infectados, mientras que los delitos en los hogares en cuarentena provocaron 43 violaciones sexuales, entre ellas 27 niñas. También 538 golpeadas.

Desde el 16 de marzo, los 32 millones de peruanos tienen prohibido salir entre las seis de la tarde y las cinco de la mañana. En cinco regiones, con enorme número de desobedientes, están impedidos, desde las cuatro de la tarde.

El gobierno también anunció que los autistas podrán salir cerca de sus casas a caminar por 15 minutos junto a un tutor. Hay unos 15.000 autistas, la mayoría menor de 11 años, según autoridades.

Guatemala anunció antes que por segundo día se han suspendido los vuelos que a diario retornan a migrantes deportados desde Estados Unidos.

La suspensión se produjo luego de que la semana pasada un migrante dio positivo al coronavirus tras haber retornado al país desde Brownsville, Texas.

Varios menores de edad que fueron deportados han presentado fiebre alta al bajar de los aviones pero sin dar positivo al virus, lo que ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias guatemaltecas.

La cancillería dijo que dialoga con las autoridades estadounidenses sobre el tema pero no ha confirmado si solicitará la suspensión indefinida de los vuelos.

Según cifras del Instituto Guatemalteco de Migración, de febrero a marzo el número de deportados bajó casi a la mitad.

Las autoridades sanitarias reportaron que en Guatemala hay 38 personas positivas al virus y un fallecido. De las 38 el gobierno dijo que 10 ya están recuperadas y se les ha dado de alta.

En Chile las autoridades reportaron 2.931 casos y 16 fallecidos, cuatro más que la víspera. De los contagiados, 142 se encuentran con asistencia respiratoria en hospitales y 31 de ellos en estado crítico. 

Por la tarde la cancillería confirmó en Twitter la muerte del cónsul de Chile en Rosario, Argentina, Fernando Labra. El canciller Teodoro Ribera había informado el lunes que el diplomático estaba ingresado por coronavirus.

Las autoridades han comenzado a preocuparse por la falta de ventiladores mecánicos, “el talón de Aquiles que nosotros podríamos enfrentar hacia el futuro”, dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich. Algunas universidades del país ya trabajan en sus propios prototipos de respiradores básicos.

En Santiago, donde siete barrios y más de 1,3 millón de personas están en cuarentena total, se registraban largas filas -que no respetaban la distancia aconsejada de un metro- para cobrar los seguros de cesantía y las indemnizaciones de los que han sido despedidos.

En la ciudad de Punta Arenas, unos 2.200 kilómetros al sur de Santiago en la Patagonia chilena, se repetían las largas colas por el mismo motivo.

Una persona con coronavirus fue atrapada por la policía tras fugarse del hospital de Talcahuano, en la región de Bio Bío. La mujer trabaja en un mercado mayorista de fruta y verdura de la ciudad de Concepción.

En tanto, en las redes sociales tomaba fuerza una campaña para que se aplique el arresto domiciliario a miles de personas que se encuentran en prisión preventiva sin condena ni antecedentes para evitar su contagio en las cárceles, que sufren de hacinamiento.

Desde Ecuador, el viceministro de Salud, Ernesto Carrasco, dijo que en el país hay 2.748 contagiados, 93 fallecidos y 3.200 casos sospechosos.

La provincia de Guayas sigue siendo el epicentro de la pandemia en el país con 1.937 casos.

En toda Latinoamérica hay a más de 16.000 infectados y más de 400 fallecidos por el coronavirus.

La pandemia ha infectado a más de 887.000 personas y causado la muerte a más de 44.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo