Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Con legalización de marihuana, sindicatos ven oportunidad

El año pasado, los votantes de California aprobaron la venta de marihuana para consumo recreativo a mayores de 21 años

Por: AP

En esta foto del 3 de octubre de 2017, Thomas Grieg trabaja en Canna Can Help Inc., un dispensario de marihuana medicinal en Goshen, California. Los sindicatos se disputan la organización de los trabajadores del cannabis en California para cuando entre en vigencia, en 2018, la ley que legaliza el consumo recreativo. (AP Foto/Scott Smith)

En esta foto del 3 de octubre de 2017, Thomas Grieg trabaja en Canna Can Help Inc., un dispensario de marihuana medicinal en Goshen, California. Los sindicatos se disputan la organización de los trabajadores del cannabis en California para cuando entre en vigencia, en 2018, la ley que legaliza el consumo recreativo. (AP Foto/Scott Smith)

GOSHEN, California, EE.UU. (AP) — Los sindicatos han percibido una oportunidad inusual para organizar a todo un conjunto de trabajadores a medida que la marihuana recreativa se vuelve legal en California.

Los sindicatos de agricultores, camioneros, la alimentación y el comercio intentan afiliar a decenas de miles de trabajadores del cannabis, desde cultivadores hasta vendedores. Con ello, los sindicatos podrían dar un impulso al proceso estancado de afiliación, siempre que no se peleen entre ellos.

El sindicato de agricultores United Farm Workers, fundado por el emblemático dirigente sindical César Chávez, se considera la organización natural para una industria basada en la agricultura, y los cultivadores podrían utilizar el logo del sindicato como estrategia de mercadeo.

“Si eres un trabajador del cannabis, el UFW quiere hablar contigo”, dijo el vicepresidente nacional Armando Elenes.

Pero el United Food and Commercial Workers, que representa a empleados de tiendas de alimentos, empacadores de carnes y tiendas minoristas, también quiere organizar a los trabajadores del cannabis.

“Esperamos que respeten nuestra jurisdicción”, dijo el vocero Jeff Ferro.

La dirigente de los Teamsters (camioneros) Kristin Heidelbach dijo que no hay motivo para que los sindicatos peleen entre ellos. Serán muchos los trabajadores que necesitarán representación a medida que los pequeños negocios ceden el espacio a las grandes empresas farmacéuticas.

Es una oportunidad para que los sindicatos empiecen a recuperar la influencia que vienen perdiendo desde fines de los años 50, dijo David Zonderman, profesor de historia sindical en la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Pero la discordia de los sindicatos podría echarla a perder, tanto como la resistencia de los empresarios del sector.

“¿Lo aceptarán amablemente, o dirán, como otros empresarios, ‘no, qué demonios, los combatiremos con uñas y dientes?’”, se preguntó Zonderman.

El año pasado, los votantes de California aprobaron la venta de marihuana para consumo recreativo a mayores de 21 años en tiendas autorizadas a partir del 1 de enero.

El cannabis en California es una industria que genera 22.000 millones de dólares, incluyendo la marihuana medicinal y un mercado negro que abarca la mayor parte de ese total, dijo el economista agrario Philip Martin. La marihuana medicinal es legal desde 1996, cuando California fue el primer estado que la aprobó.

En esta nota: