Mundo

Condena a catequista por abusar de personas de discapacidad

En el Rosario, Argentina, condenaron a un religioso por abusar sexualmente a personas con algún grado de discapacidad

Por  El Debate

Foto temática: Religioso es condenado a nueve años de prisión por abuso sexual(Pixabay)

Foto temática: Religioso es condenado a nueve años de prisión por abuso sexual | Pixabay

Argentina.- El catequista Juan Aveiro, conocido como el hermano Juan, fue condenado en un juicio abreviado a nueve años de prisión por abusar sexualmente de personas con algún grado de discapacidad cognoscitiva.

El conocido como “laico consagrado Juan Aveiro” buscaba los momentos idóneos para aprovecharse de las personas que estaban a su cargo en el Cottolengo Don Orione de General Lago, a 20 kilómetros de Rosario, Argentina.

Nora Marull, fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, imputo a Aveiro después de una ardua investigación que demostró los “hechos de abuso sexual hacia personas con diferentes grado de retraso madurativo”

Para las investigaciones se tomaron en cuenta decenas de testimonios, por los cuales no se pudo determinar un número real de victimas, solo el periodo en que se cometieron los abusos. Este comprende del 2010 al 2018 en que además del abuso sexual, Aveiro, fotografiaba y grababa a las personas de las que había violentado.

La acusación y condena fueron por delitos de “abuso sexual simple agravado y abuso sexual gravemente ultrajante agravado (en ambos casos por haber sido cometidos por la persona encargada de la guardia de las víctimas), abuso sexual con acceso carnal, tenencia de material pornográfico infantil, ofrecimiento y facilitamiento de pornografía infantil.”

Tales acusaciones fueron como una cubetada de agua helada, para la comunidad religiosa educativa, quienes jamás pensaron que Aveiro llagara a abusar de personas que no se podían defender o acusarlo, debido a que era profesor de catecismo en una entidad benefactora.

Dentro de las investigaciones, una empelada del recinto declaró:

Yo estoy muy cerca de donde él trabaja y yo lo he visto que estaba manoseando a otro chico […] al chico que yo vi que manoseó es un chico que no se sabe defender y no se sabe expresar"

La propia institución al enterarse de los aberrantes actos del religioso decidió cooperar con la investigación, tomar medidas y poner en macha el “protocolo para denuncias sobre abuso sexual de menores o de personas vulnerables, que involucren a un miembro de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, en la Provincia Nuestra Señora de la Guardia”. Estas son las normas a seguir bajo el marco legal ante denuncias de esta naturaleza.

Una de las normas estipuladas es prevenir mas ataques sexuales trasladando al supuesto agresor para facilitar la investigación. En un comunicado anunciaron, “dos religiosos, designados a tal efecto por el Superior Provincial, iniciaron la investigación canónica preliminar, en la sede del Cottolengo.”

Ahora Aveíro de 35 años tendrá que enfrentar una condena impuesta mediante un juicio abreviado por el juez Héctor Núñez Cartrelle en la sala 4 de la oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal de Rosario.