Mundo

Condenan a madre que sometió a su hijo a 13 cirugías innecesarias

Kaylene Bowen fue condenada a 6 años de prisión por haber sometido a su hijo de 10 años a 13 operaciones que no necesitaba, afectando su salud

Por  Raúl Durán

Kaylene Bowen fue condenada a 6 años de prisión por haber sometido a su hijo de 10 años a 13 operaciones que no necesitaba, afectando su saludñ(Foto: Especial)

Kaylene Bowen fue condenada a 6 años de prisión por haber sometido a su hijo de 10 años a 13 operaciones que no necesitaba, afectando su saludñ | Foto: Especial

Texas.- Una mujer de Dallas, Texas (EU) fue condenada a seis años de prisión este viernes por haber sometido a su hijo a 13 cirugías al inventar que padecía cáncer y otras enfermedades graves, deteriorando su salud.

Se trata de Kaylene Bowen Wright, de 35 años, quien desde el pasado 15 de agosto se había declarado culpable ante las autoridades acusada de haber sometido a su hijo, Christopher, a más de 320 visitas al hospital y 13 operaciones quirúrgicas por enfermedades que en realidad no tenía durante los primeros ocho años de su vida, informó en su momento Fort Worth Star-Telegram.

El menor, que actualmente tiene 10 años de edad, tuvo que ser confinado temporalmente a una silla de ruedas debido a las afectaciones que sufrió a consecuencia de las operaciones a las que fue sometido.

Según los fiscales a cargo del caso, Kaylene había comenzado a llevar a su hijo a visitas médicas desde que tenía 11 días de nacido, inventando síntomas y padecimientos por los cuales le proporcionaban tratamientos al niño.

Kaylene Bowen fue condenada el pasado viernes a 6 años de prisión. Foto: Especial

Incluso llegó al punto de haber lanzado recaudaciones de fondos para las operaciones de Christopher, asegurando que se estaba muriendo de un raro trastorno genético y que padecía cáncer.

En 2017, el niño fue retirado de la custodia de Bowen, cuando el personal de un hospital de Dallas alertó a los Servicios de Protección Infantil que el menor en realidad no padecía cáncer ni los numerosos síntomas en cuya veracidad insistía la mujer.

Las autoridades consideran que las acciones de la mujer parecen ajustarse a la descripción del síndrome de Munchausen por poderes, un trastorno que consiste en que el cuidador o persona a cargo de un menor inventa o exagera los síntomas médicos de este para llamar la atención.

Actualmente, Christopher se encuentra bajo la custodia de su padre, Ryan Crawford, quien por mucho tiempo señaló el actuar de la mujer, aunque no lograba convencer a los médicos ni a los jueces familiares.

Christopher, hijo de Kaylene, tuvo que ser confinado temporalmente a una silla de ruedas debido a las operaciones a las que fue sometido. Foto: Especial

Había demasiada manipulación, demasiadas mentiras. No sabía qué hacer (...) Nunca me creyeron", relata el hombre.

Por fortuna, Christopher se ha recuperado de las afectaciones que sufrió a raíz de las múltiples cirugías a las que fue sometido. Hoy en día ya no necesita estar en una silla de ruedas y su padre asegura que su estado de salud es bueno.