Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Condenan a un alto exfuncionario por espionaje en Colombia

BOGOTA

Colombia.- Un alto funcionario de la desaparecida policía secreta colombiana fue condenado a casi 10 años de cárcel por el espionaje al periodista Hollman Morris y a integrantes de dos organizaciones de abogados dedicadas a la defensa de los derechos humanos, se informó el jueves oficialmente.

La condena a nueve años y 10 meses de prisión recayó en Carlos Alberto Arzayús, subdirector de operaciones de la entonces dirección general de inteligencia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), explicó la Fiscalía en comunicado difundido por su oficina de prensa.

En el fallo de un juzgado penal de Bogotá se ordenó además a Arzayús pagar a sus víctimas una indemnización de 61,6 millones de pesos (unos 30.800 dólares).

Los objetos del espionaje fueron el periodista Morris, su esposa, sus dos hijos y los miembros de la Corporación Colectivo de Abogados "Luis Carlos Pérez" y de la Comisión Colombiana de Juristas.

"A partir de 2004 Arzayús participó en la concertación de servidores y ex servidores del DAS, quienes a través del Grupo de Inteligencia G3 organizaron, dirigieron y promovieron comportamientos que derivaron en delitos contra organizaciones defensoras de derechos humanos, periodistas, políticos y otras personalidades de la vida nacional con tendencias opositoras al gobierno de turno", agregó el reporte oficial.

Indicó que "con estos hechos se incurrió en la violación del derecho a la intimidad con seguimientos arbitrarios e injuriosos y la interceptación ilícita de comunicaciones de las víctimas, para lo cual utilizaron bienes y equipos de la entidad a la que pertenecían".

Arzayús fue condenado por cuatro delitos, entre ellos el de concierto para delinquir, o la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes.

En febrero de 2009 medios locales denunciaron que desde el DAS se interceptaban los teléfonos y se les hacían seguimientos ilegales a magistrados, periodistas, activistas y políticos que, en su mayoría, eran contrarios al gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Desde entonces la Fiscalía inició una compleja investigación que ha llevado a prisión a una treintena de ex detectives del DAS, que por esos actos de corrupción fue cerrado en octubre de 2011 por el actual presidente Juan Manuel Santos.

Uribe ha negado cualquier participación suya en esos actos de espionaje y ha dicho que si éstos ocurrieron fueron responsabilidad de funcionarios corruptos de la policía secreta.

Sin embargo, un secretario general de Uribe, Bernardo Moreno, actualmente está siendo procesado por la Corte Suprema de Justicia por los mencionados actos de espionaje. Una exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado, prófuga de la justicia colombiana, se asiló en Panamá en 2010 alegando que su vida corría peligro en Colombia.

El DAS dependía directamente de la presidencia.