Mundo

Cuatro cadáveres y basura, la limpieza en el Everest

La campaña de Nepal para la limpieza del Everest resultó en el hallazgo de cuatro cadáveres y 11 toneladas de basura

Por  AP

Nepal lleva a cabo campaña para la limpieza del Everest.(AP)

Nepal lleva a cabo campaña para la limpieza del Everest. | AP

Nepal.- El gobierno de Nepal lanzó una campaña para la limpieza del Everest, la cual resultó en el retiro de 11.000 kilogramos de basura y cuatro cadáveres de la montaña más alta del mundo, dieron a conocer el miércoles las autoridades. 

Danduraj Ghimire, funcionario del Departamento de Turismo, señaló que los participantes de la expedición pasaron varias semanas en las laderas del Everest recolectando envoltorios de alimentos, latas, botellas y cilindros de oxígeno vacíos. 

Se reveló que parte de la basura fue trasladada por aire a Katmandú, donde fue entregada a los recicladores en una ceremonia con la que concluyó oficialmente la campaña de limpieza en el Everest. Las autoridades calificaron la misión de exitosa; sin embargo, agregaron que aún hay por sacar más basura en el monte Everest. Una parte del lugar está cubierta de nieve e impide avanzar en esa zona ya que sólo queda a la vista cuando sube la temperatura. 

No se ha podido calcular exactamente cuánta basura podría haber en la montaña, destacaron las autoridades. La mayor parte de los desechos se encuentran en los alrededores de los campamentos 2 y 3, donde los escaladores suelen tomar un descanso en el camino desde el campamento base hasta la gran cumbre de la montaña de 8.850 metros (29.035 pies). 

Cuatro cadáveres fueron encontrados en el lugar. Foto: AP

El funcionario agregó que los cadáveres de cuatro personas quedaron expuestos tras el derretimiento de la nieve. Dijo que los restos fueron trasladados al campamento base y luego llevados a un hospital en Katmandú, donde se espera su identificación y su es posible hacerlos llegar a sus familiares. Los escaladores que luchan por bajar con vida de la montaña a veces se ven incapaces de bajar los cuerpos de sus compañeros de equipo que perdieron la vida en la dura travesía. 

El número de escaladores que han muerto en el Everest desde que fue conquistado por primera vez en 1953 asciende a más de 300. No obstante, se desconoce el número de restos humanos que permanecen todavía en la montaña y los funcionarios dijeron que no tienen registros al respecto. 

Son cientos de montañistas con sus guías y otros ayudantes los que pasan semanas en el Everest cada primavera, señalada como la mejor temporada para escalar. Una gran cantidad de tiendas de campaña se erige en el campamento base a 5.300 metros (17.400 pies) durante tres meses entre marzo y mayo.