Mundo

Dan 16 años de prisión a sacerdote por abuso sexual en El Salvador

Un tribunal salvadoreño condenó el lunes a 16 años de prisión al sacerdote José Adonay Chicas Campos, procesado por abusar sexualmente de un menor de edad

Por  AP

Dan 16 años de prisión a sacerdote por abuso sexual en El Salvador(Pixabay)

Dan 16 años de prisión a sacerdote por abuso sexual en El Salvador | Pixabay

El Salvador.- Un tribunal salvadoreño condenó el lunes a 16 años de prisión al sacerdote José Adonay Chicas Campos, procesado por abusar sexualmente de un menor de edad, y se ordenó que pague 1.200 dólares en concepto de responsabilidad civil. 

Adonay Chicas, de 58 años, era el encargado de una pequeña iglesia del municipio de Zaragoza, al sur de la capital de El Salvador, y fue arrestado en junio de 2018 luego de que los padres del menor presentaran un aviso ante el Ministerio Público. Según la investigación, los padres descubrieron conversaciones en redes sociales en las que el sacerdote le habría pedido fotos de desnudos al menor. 

La fiscalía denunció que durante dos años el sacerdote supuestamente abusó sexualmente del menor y que las agresiones eran cometidas en la casa parroquial. Luego de cada encuentro, el expárroco le entregaba dinero a la víctima para que no lo denunciara. Presuntamente le pagaba entre 10 y 50 dólares. 

Dan 16 años de prisión a sacerdote por abuso sexual en El Salvador Foto: Pixabay

El Ministerio Público informó que el sacerdote fue encontrado culpable por el delito de agresión sexual en menor incapaz continuado y se le impuso la pena de 12 años de cárcel. También fue encontrado culpable del delito de remuneración por actos sexuales o eróticos, por lo que se le impuso una pena de cuatro años. Se explicó que además el cura fue encontrado inocente del delito de corrupción de niños a través de las tecnologías de comunicación. 

La Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar del Ministerio Público señaló en un comunicado que "presentamos toda la prueba necesaria para comprobar que el religioso cometió los delitos". 

El junio de 2018, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, pidió perdón públicamente a los familiares y al niño que fue víctima de abuso sexual por parte del sacerdote. La Iglesia católica abrió un proceso canónico y suspendió al párroco de sus actividades pastorales.