Mundo

Dan compensación millonaria a familia de joven hispano muerto

Andy López de 13 años de edad fue asesinado por un policía el pasado 22 de octubre de 2013, cuando portaba un rifle de juguete, copia idéntica de un AK 47, y se argumentó que no obedeció las órdenes de un policía

Por  EFE

Una millonaria compensación recibirá una familia hispana por el asesinato de un adolescente. | AP

Una millonaria compensación recibirá una familia hispana por el asesinato de un adolescente. | AP

Los Ángeles- Una compensación millonaria recibirá una familia de un joven hispano muerto por un agente del aguacil del alguacil del Condado de Sonoma, en California, cuando jugaba con una réplica de un arma de asalto.

Los familiares obtendrán 3 millones de dólares como compensación, anunció hoy la Junta de Supervisores del Condado.

El policía del Condado de Sonoma disparó al joven por desobedecer las órdenes. | AP

Andy López, de 13 años de edad, fue tiroteado por la policía el 22 octubre del 2013 mientras portaba un rifle de juguete, copia casi idéntica de un AK 47 y, aparentemente, no obedeció las órdenes de un policía.

La compensación económica aprobada hoy zanja un una demanda civil presentada por la familia del adolescente contra el condado y el Departamento del Alguacil por uso excesivo de fuerza.

No obstante, el condado del norte de California no reconoce responsabilidad o error por la muerte del joven, según anunció hoy el abogado del condado, Bruce Goldstein.

El entonces agente Erick Gelhaus, ahora sargento, alegó que cuando vio al joven encapuchado caminar con el arma, creyó que el fusil era real.

El rifle no tenía el identificador amarillo en el cañón que distingue a las réplicas de las armas de fuego verdaderas y el oficial disparó siete veces contra López, cuando el joven se dio vuelta hacia él.

Protestas en Santa Rosa, California. | AP

Luego de investigar el caso, Jill Ravitch, fiscal de Distrito del Condado de Sonoma, anunció en julio 2014 que no presentaría cargos contra Gelhaus, que en ese momento contaba con 24 años de servicio y tenía 19 años como instructor de armas.

En su decisión, Ravitch consideró que el oficial "disparó su arma en respuesta a lo que él honesta y razonablemente creyó que era una amenaza inminente de muerte contra él y otros".

Como tal, él estaba actuando legalmente en defensa de sí mismo o de otros, y no existe una base para buscar cargos criminales, dijo entonces la fiscal.

El acuerdo económico surge luego de que tanto los demandantes como los defendidos consideraran que era el mejor procedimiento para la familia de López, así como para la Oficina de Alguaciles y el Condado de Sonoma, señaló Goldstein.

Igualmente, se busca que con el arreglo que continúe un proceso de mejora de la relación entre las autoridades y la comunidad y se dé un cierre al sufrimiento que la muerte del joven ha causado, especialmente entre los latinos residentes en el área.

En mayo de 2017, un juez de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en California determinó llevar a juicio al oficial de alguaciles, pero la Corte Suprema rechazó estudiar el caso que, con el acuerdo de hoy y el retiro de la demanda, no se realizará.

Una investigación interna determinó que el alguacil actuó de acuerdo con las normas de procedimiento de la institución.

En rueda de prensa hoy, el alguacil del condado, Robert Yordano, urgió a las personas a no comprar réplicas o imitaciones de armas de fuego, que en un momento crítico pueden parecer reales.

En el lote baldío de la ciudad de Santa Rosa, al noroeste de San Francisco (California), donde el joven hispano fue tiroteado, se inauguró en junio el Parque de la Unidad de Andy, como resultado de una campaña iniciada por la comunidad tras su muerte.

El parque, de 4 acres (1,6 hectáreas), fue construido a un costo de 3 millones de dólares e incluye un monumento en memoria del joven y una escultura en bronce de su rostro.