Selecciona tu región
Mundo

Desclasifica FBI primer archivo secreto de la investigación sobre el 11S

Tras la orden del presidente Joe Biden y ante la presión de familiares de la víctimas, el FBI desclasificó el primero archivo secreto del ataque del 11S

Por Cristina Herrera

-

Estados Unidos.- A última hora del sábado 11 de septiembre, el Buro Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos desclasificó un documento que, hasta la fecha, se había mantenido oculto sobre las investigaciones de la posible participación del gobierno de Arabia Saudita en los atentados terroristas de Al Qaeda a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2021.

La desclasificación del documento se da después de que el presidente Joe Biden diera la orden de desclasificar algunos de los archivos del 11S en el marco de las fuertes presiones que han ejercido los familiares de la víctimas.

El informe de 16 páginas expone las comunicaciones que tuvieron los terroristas islámicos con personas de originarias de Arabia Saudita que se encontraban en esos momento en territorio estadounidense.

A pesar de ello, no da pruebas claras y contundentes que confirmen que los ciudadanos saudíes, por mandato de su gobierno, se hayan sido cómplices en el plan para atacar al país que terminó matando a casi 3 mil personas.

El gobierno saudí ha rechazado durante muchos años que haya estado implicado en los ataques del 11 de septiembre y, como muestra de su inocencia, la Embajada de Arabia Saudita en Washington D.C ha apoyado la desclasificación de los documentos de las investigaciones que hizo en su momento en FBI, a fin de "poner fin a las acusaciones difundidas contra el Reino de una vez por todas".

Los familiares de las víctimas celebraron la publicación del documento que tiene diversas partes censuradas, pues destacaron que se trata de un paso significativo en el esfuerzo por relacionar los ataques con los saudíes.

"Los hallazgos y conclusiones de esta investigación del FBI validan los argumentos que hemos hecho en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre", señaló mediante un comunicado Kim Kreindler, abogado de los familiares de las víctimas.

Las autoridades estadounidenses han especulado sobre la participación oficial del gobierno de Arabia Saudita poco después de que ocurrieran los ataques, tras que se revelara que 15 de los 19 atacantes eran saudíes. Además, se sabe que Osama bin Laden, el cabeza de Al Qaeda en ese tiempo, pertenecía a una familia prominente de dicho reino.

A pesar de que en su momento el FBI procedió a indagar a algunos de los diplomáticos saudíes, así como a quienes tenían relación con dicho gobierno que conocieron a los secuestradores luego de su llegada a USA, el informe no halló en 2004 "ninguna evidencia de que el gobierno saudí como institución o altos funcionarios sauditas financiaran individualmente" las agresiones masivas organizadas por Al Qaeda.

No obstante, expuso que algunas de las organizaciones benéficas vinculadas a Arabia Saudita pudieron haber desviado dinero al grupo.

La indagatoria sobre esta línea se ha concentrado en los dos primeros secuestradores que llegaron a Estados Unidos, Nawaf al-Hazmi y Khalid al- Mihdhar, y el apoyo que estos habrían recibido.

En febrero de 2000, poco después de que arribaran al sur de California, se encontraron en un restaurante con un ciudadano saudí llamado Omar al-Bayoumi, quien les ayudó a hallar y arrendar un departamento en San Diego.

Por su parte, en una entrevista que las autoridades de investigación estadounidenses hicieron en 2015 se enfrascaron en un hombre que solicitaba la ciudadanía norteamericana y que, años atrás, había tenido contactos constantes con ciudadanos saudíes los cuales, de acuerdo a los investigadores, proporcionaron "apoyo logístico significativo" a varios de los secuestradores. Se señala que dicho sujeto trabajó en el consulado saudí en Los Ángeles.

Además, se hace alusión a Fahad al-Thumairy, quien en ese momento era un diplomático acreditado en el consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles, el cual, según el FBI; lideraba una fracción extremista en su mezquita.

Leer más: Sobrevivir al ataque de las Torres Gemelas, solo es un decir, las cicatrices siguen recordando la muerte

Aunado a ello, el informe secreto menciona que el análisis de comunicaciones logró identificar una llamada telefónica de 7 minutos en 199 al teléfono de la casa de la familia de Arabia Saudita de dos hermanos que más tarde se convertirían en prisioneros en Bahía de Guantánamo, Cuba.

Quitar la estatua de Colón "me parece una auténtica burrada": Tiktoker español
Síguenos en