Mundo

Descubren una galaxia dentro de una galaxia dentro de otra

Se trata del objeto de Hoag, el cual se halla a unos 600 millones de años luz

Por  El Debate

Descubren una galaxia dentro de una galaxia dentro de otra(Pixabay)

Descubren una galaxia dentro de una galaxia dentro de otra | Pixabay

Estados Unidos.- El llamado 'objeto de Hoag', una galaxia atípica a unos 600 millones de años luz de la Tierra, es el fenómeno más raro en cuanto a astronomía se refiere: es  una galaxia dentro de una galaxia dentro de una galaxia

Este turducken cósmico es conocido como el objeto de Hoag, y ha confundido a los observadores de estrellas desde que el astrónomo Arthur Hoag lo descubrió en 1950.

El objeto en cuestión es una rara galaxia en forma de anillo que mide unos 100,000 años luz de diámetro (un poco más grande que la Vía Láctea) y se encuentra a 600 millones de años luz de la Tierra.

En una imagen reciente del extraño objeto tomado por el telescopio espacial Hubble y procesado por el geofísico Benoit Blanco, un anillo brillante de miles de millones de estrellas azules forma un círculo perfecto alrededor de una esfera de estrellas rojizas mucho más pequeña y densa.

En la brecha oscura entre los dos círculos estelares, otra galaxia anillo, mucho, mucho más lejos de nosotros, se asoma para saludar.

¿Qué está pasando aquí y qué rompió el objeto de Hoag en dos? Los astrónomos aún no están seguros; Las galaxias anillo representan menos del 0.1% de todas las galaxias conocidas, por lo que no son los objetos más fáciles de estudiar.

El propio Hoag sugirió que la peculiar formación de anillo de la galaxia era simplemente una ilusión óptica causada por la lente gravitacional (un efecto que ocurre cuando los objetos de masa extremadamente alta doblan y magnifican la luz). Estudios posteriores con mejores telescopios refutaron esta idea.

Otra hipótesis popular sugiere que el objeto de Hoag fue una vez una galaxia más común, en forma de disco, pero una antigua colisión con una galaxia vecina hizo un agujero en el vientre del disco y distorsionó permanentemente su atracción gravitacional.

Si tal colisión ocurrió en los últimos 3 mil millones de años, entonces los astrónomos que miraron a través de radiotelescopios deberían haber podido ver algunas de las consecuencias del accidente.

No se ha encontrado tal evidencia. Si hubo un choque cósmico en el núcleo del objeto de Hoag, debe haber sucedido hace tanto tiempo que toda la evidencia ha sido eliminada.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo