Mundo

Destruyen cuatro hectáreas de hoja de coca en zona montañosa

Autoridades erradicaron este jueves cuatro hectáreas de hoja de coca en departamento de Colón, en el Caribe hondureño

Por  EFE

Destruyen cuatro hectáreas de hoja de coca en zona montañosa.(Ministerio Público de Honduras.)

Destruyen cuatro hectáreas de hoja de coca en zona montañosa. | Ministerio Público de Honduras.

Tegucigalpa.- La Agencia Técnica de Investigación Criminal de Honduras (ATIC) y la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) erradicaron este jueves cuatro hectáreas de hoja de coca, insumo de la cocaína, localizadas en el Caribe del país, informó una fuente oficial.

Con el acompañamiento de un juez y militares, las autoridades hondureñas destruyeron las plantaciones tras recibir una orden judicial, indicó el Ministerio Público de Honduras en un comunicado.

Las plantas de hoja de coca fueron localizadas el día 17 en una zona montañosa del sector de Icoteas en el municipio de Limón, departamento de Colón, en el Caribe hondureño.

Las autoridades localizaron y destruyeron el mismo día un laboratorio dedicado a procesar al menos 50 kilos de clorhidrato de cocaína a la semana.

Los cultivos y el narcolaboratorio pertenecen a "organizaciones del crimen organizado" que mantienen el control del tráfico de drogas de Honduras hacia el exterior y muchos de sus miembros son pedidos en extradición, según el Ministerio Público.

La operación fue coordinada por la Fuerza Aérea Hondureña, la Fuerza Naval y la Fuerza de Tarea Conjunta Xatruch y, según las autoridades, supone un "duro golpe" a grupos del narcotráfico.

El país centroamericano es utilizado por grupos de traficantes de drogas suramericanos que envían cargamentos a Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo, y en lo que va de 2019 las autoridades del país han confiscado más de 2.589 kilos de drogas, en su mayoría marihuana.

Una veintena de pistas de aterrizaje clandestinas usadas por narcotraficantes para llevar cocaína y otras drogas a México y Estados Unidos han sido inhabilitadas este año por militares hondureños.

Las autoridades hondureñas pusieron en marcha en 2014 un escudo aéreo, marítimo y terrestre para frenar el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

La medida ha reducido drásticamente el paso de drogas por Honduras, donde antes eran frecuentes los aterrizajes de avionetas cargadas con cocaína cuyo destino final eran México y Estados Unidos, según las autoridades.