Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Detenido pide "ayuda divina" para asesinar a policías

El hombre confesó que Dios lo iba ayuda con sus planes para no ir a la cárcel

Por: EFE

Denver (CO) (EFEUSA).- Un hombre arrestado la semana pasada tras enfrascarse en un tiroteo con agentes en la ciudad de Salt Lake City (Utah) afirmó que había pedido "ayuda divina" para asesinar a policías y civiles, según revelan documentos judiciales difundidos hoy.

Arturo Ray Gallemore-Jiménez, de 37 años y con antecedentes criminales en varios estados, confesó durante el interrogatorio con agentes de la Oficina del Alguacil del Condado Utah que confiaba en que "Dios podría en mi camino un oficial de policía para matarlo".

Los documentos reflejan que el detenido indicó además que tenía una "lista mental" de 13 personas a quienes quería asesinar y que estaba preparado para enfrentarse a tiros con las autoridades "para no ir a la cárcel".

Arturo Ray Gallemore-Jiménez, de 37 años. Foto:@sicpd

El pasado 20 de diciembre, Gallemore-Jiménez se enfrascó en un tiroteo con policías del Condado Utah, quienes respondieron a un aviso luego de que el detenido disparara contra la ventanilla de su propia camioneta, estacionada en una gasolinera y con las llaves adentro.

Las autoridades barajan la hipótesis de que Gallemore-Jiménez realizó el disparo para atraer a los policías, los cuales llegaron luego de que el detenido abandonara en su vehículo la estación de servicios.

Fue detectado minutos después y los agentes recibieron de Gallemore-Jiménez por lo menos tres disparos, sin heridos de por medio, tras lo cual siguió una persecución a baja velocidad por varios kilómetros de la Carretera Interestatal 15.

Fue alcanzado por dos balazos y otros disparos dieron en las ruedas de su camioneta, lo que llevó a que el detenido pierda el control del vehículo, chocara contra una cerca y resultase detenido.

En el incidente, un joven de 21 años ajeno a los hechos resultó herido de bala en un hombro y otras balas perdidas impactaron en un automóvil en el que viajaba un hombre con su pequeño hijo, quienes resultaron ilesos.

El autor de los disparos pasó tres días en un hospital local y tras recuperarse fue arrestado con cargos por intento agravado de asesinato y de posesión ilegal de armas de fuego, entre otros, y se le fijó una fianza en un millón de dólares.

Las autoridades sospechan que Gallemore-Jiménez es la persona que atacó a disparos a un hombre en Aurora (Colorado), un día antes de los incidentes en Salt Lake City, y han descubierto que cuenta con antecedentes y condenas en los estados de Carolina del Sur, Kansas, Oklahoma y Missouri, Colorado y Dakota del Sur.

"Gallemore-Jiménez es un peligro para la sociedad y está dispuesto a herir de gravedad o matar a personas, como él mismo lo admitió en sus mensajes en Facebook", se lee en su orden de arresto. 

En esta nota:
  • En Utah
  • Criminal pide ayuda a Dios
  • Policía de Utah
  • Detenido pide ayuda divina
  • Asesino de policías