Mundo

Detienen a 4 jóvenes por abusar de una chica y grabar video

El hecho ocurrió en Alicante, España durante la Nochevieja

Por  Juan Leyva y EFE

Foto temática. Los jóvenes fueron detenidos por la Guardia Civil.

Foto temática. Los jóvenes fueron detenidos por la Guardia Civil.

Cuatro jóvenes en España fueron detenidos señalados por el abuso sexual de una joven de 19 años de edad durante la Nochevieja. El hecho ocurrió en la localidad de Callosa d'en Sarri en la provincia española de Alicante. Tras la investigación se encontró que los jóvenes grabaron en video la agresión.

Los detenidos como presuntos autores del abuso sexual tienen 19, 21, 22 y 24 años de edad y supuestamente se encontraban bajo el influjo del alcohol y drogas. Una denuncia a la Guardia Civil y a la Policía Local alertó sobre el hecho en un domicilio de la localidad.  Los agentes de las corporaciones policiacas se trasladaron al domicilio señalado en cuyo sótano encontraron que había cuatro individuos con una joven semi desnuda. 

La víctima también estaba en estado ebrio y posiblemente bajo los efectos de alguna droga, ya que no era "capaz de saber dónde se encuentra o dónde vive ni tampoco recuerda lo que ha sucedido durante las últimas horas". 

La investigación en torno al caso dio a conocer que uno de los detenidos ya contaba con un antecedente por violencia de género contra una menor, a los cuatro se les acusa por los delitos de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad. 

Varios testigos relataron que uno de los detenidos fue sorprendido subiéndose los pantalones, mientras que otro de ellos se encontraba recostado encima de la víctima y abusaba de ella.

La víctima fue trasladada de urgencia al Hospital Marina Baixa de Villajoyosa para ser sometida a un reconocimiento médico y recibir atención psicológica. 

En la investigación se detalla que dos de los agresores conocían a la víctima y se encontraban con ella en Benidorm la noche del 31 de diciembre y pasadas las cinco de la madrugada decidieron acudir a la casa de un conocido de la madre de esta para seguir tomando copas. 

Una vez en el domicilio habrían comenzado los abusos sexuales, la víctima relata a la Guardia Civil no recordar nada de lo sucedido.